•   
  • Stanislavblog
content top
post recientes

El teatro del futuro

Hace unos días una empresa tecnológica japonesa anunció que la próxima primavera se abrirá en las afueras de Yokohama, Japón, el primer teatro permanente desarrollado con imágenes holográficas en 3D. No serán necesarios actores, ni...

El poder hipnotizador de Genty

En Ne m’oublie pas el espectador sale como hipnotizado del teatro. Es un bonito e inclasificable espectáculo de Phillipe Genty, maestro del títere y al que se le da muy bien combinar en escena diferentes artes. Título emblemático del artista...

Riesgos del teatro pedagógico

La Ola, de Ignacio García May (texto) y Marc Montserrat Drukker (idea y dirección), se fundamenta en el experimento “pedagógico” que se inventó un profesor norteamericano para explicar a sus alumnos  el silencio con el que la población alemana...

Vuelve la revista a La Latina

El eunuco va como un tiro en La Latina. Un miércoles, con un frío que pela, y el patio de butacas está animado y casi lleno. O sea, que éxito de público. Pero es que, además, la versión de esta comedia de Terencio tiene mucha gracia, libérrima...

Dos recuerdos de Amparo Baró

Amparo Baró se ha ido y sé que los más jóvenes la recordarán como actriz de comedia por la célebre 7 vidas. Yo, sin embargo, guardo en mi memoria las dos únicas veces que la vi en el teatro, dos momentos que dan testimonio de una actriz que...

El putero Nicolás Fernández de Moratín

Nicolás Fernández de Moratín, padre del célebre autor de El sí de las niñas, también fue famoso en su época pero no tanto por escribir comedias canónicas y sí opúsculos prohibidos y provocativos: suyo es Album de Venus y El Arte de Putear, un...

Los Margallo, performistas prematuros

Cada temporada cumplo religiosamente con la familia Margallo. No me canso de ir al teatro a que me cuenten su vida. Casi siempre hacen lo mismo, relatan anécdotas de la farándula que han protagonizado, pero lo hacen con tanta gracia y estilo...

Ionesco, Churchill y el rinoceronte de Caballero

Rinoceronte es una parábola sobre el totalitarismo. No la había visto representada hasta ahora, que Ernesto Caballero la ha dirigido para el Centro Dramático Nacional. Para ser un gran texto ha tardado demasiado en volver a los escenarios...

El paso del tiempo en los ‘Entremeses’ de La Aba...

Una entra en La Abadía a ver los Entremeses de Cervantes con el recuerdo difuso del montaje que vio hace 20 años: había un árbol en el centro del escenario que cobijaba a unos actores jóvenes; estos representaban tipos rurales, muy cómicos, y...

Valle, autor cosmopolita

Siempre me ha parecido extraño que un autor como Valle-Inclán estuviera escasamente traducido a otras lenguas, en especial al inglés y al francés. No me ha sido fácil encontrar traducciones fiables cuando he querido regalar a mis amigos...

Primero, la partitura, después los actores

Cuando deje de llover me atrapó. Llegué hasta ella con la referencia de lo mucho que me gustó el trabajo anterior que había visto del actor Jorge Muriel y del director Julián Fuentes-Reta (Los iluminados). Construida como una fábula...

D’Odorico, culto, esteta, grandísimo escenógrafo

El escenógrafo Andrea D’Odorico murió ayer a las ocho de la tarde. Su corazón se paró justo cuando salía del taxi que le dejó a las puertas del teatro Lope de Vega de Sevilla. Como era habitual, Andrea solía ir de gira con los actores de las...

¡Oh, aquellos que no consumen!

Hay algunas plumas verborreicas que la tienen tomada con los teatros que practican la multiprogramación y con los periodistas que, como yo, la defienden. Entre las múltiples perlas que sueltan figura el considerar este fenómeno un producto del...
Ver anteriores »