publicidad
El Cultural
Jueves, 23 de octubre de 2014 | Actualización continua
El Cultural
  Búsqueda avanzada
Comparte: Enviar a un amigo Enviar a un amigo
Compartir en Facebook Facebook
Compartir en Twitter Twitter


La papelera

por Juan Palomo

Verdades incómodas

  • 29/05/2008
  • Imprimir
  • Enviar correo


Ahora que el Retiro madrileño se llena de feriantes y bestselleros, no me resisto a contarles la penúltima de Paulo Coelho o por qué Random House no sabe cómo disculparse con México por un vídeo colgado en You Tube para promocionar la obra de bolsillo del brasileño. Resulta que en el vídeo se ve a dos jóvenes con una bandera de México al cuello como una capa, que irrumpen en una firma de libros del escritor y le arrancan algo del bolsillo de su chaqueta. Y claro, como allí sí que son sentidos con sus símbolos, la Secretaría de Gobernación ha pedido a la Cancillería mexicana que indague el posible mal uso de la bandera. El vídeo ya ha desaparecido, y Coelho explica, chistoso, que a él lo que le molesta es que en el rodaje le rompieron su mejor chaqueta.



José Manuel Garrido ha cumplido diez años al frente del Teatro de Madrid y lo celebró con un fiestorro con espectáculo incluido. Sus dotes de showman quedaron demostradas en la presentación de lo que ha hecho en estos dos lustros. Dijo que con cuatro duros ha gestionado el Teatro: recibe del Ayuntamiento de Madrid 70 millones de pesetas al año, el teatro es propiedad municipal, y su equipo y él, Artibus, lo han explotado haciéndolo rentable. Apostaría a que es el proyecto escénico más barato de los que tiene entre manos el Ayuntamiento. Visto el marrón en el que se debate la Comunidad con el Teatro del Canal, yo me fijaría en gestiones que dan ejemplo.



Se cumplen estos días 80 años de la publicación de la revista Gallo, un proyecto que arrancó gracias a Lorca y que contó con colaboradores tan ilustres como Picasso o Dalí. La Alhambra se ha hecho eco del aniversario montando la exposición Gallo, interior de una revista. 1928. Pese a su corta existencia (sólo dos números) por sus páginas pasaron, además, Guillén, Bergamín, Ayala o Fernández Almagro. Estará en el Palacio Carlos V hasta septiembre y luego desembarcará, como no podía ser menos, en el Pabellón Transatlántico de la Residencia de Estudiantes de Madrid. Un lujo.



Quizá puede hablarse de efecto llamada. Tras el debut del cortometrajista Luiso Berdejo en Estados Unidos (la película se llama The New Daughter y la protagoniza Kevin Costner) otros dos destacados directores de la nueva generación, Nacho Vigalondo y Rafa Cortés podrían rodar allí sus nuevas películas. El primero, con United Artists, la productora de Tom Cruise que ya ha comprado los derechos para el remake de su esperada Los cronocrímenes. Del segundo, de momento no se conocen los detalles. Da que pensar. (Por cierto, otro arriesgado, Pablo Llorca, de momento se queda y finalmente estrena mañana Uno de los dos no puedo estar equivocado, interesante reflexión sobre el papel de la narración en la vida).



Nacho Duato se puso en jarras cuando le dijeron que tenía que dejar la Compañía Nacional de Danza y me cuentan que cameló a la “vice” para asegurarse otros siete años más en la poltrona. Podrá celebrar sus bodas de plata en la Compañía. Gerardo Vera lo mismo. Tambien necesita más tiempo para culminar su proyecto al frente del Centro Dramático Nacional, aunque todavía nadie lo conzca ni conste por escrito. Total, que tres años más para Vera. Y Eduardo Vasco, y Luis Olmos, y José Antonio, visto los visto ¿no van a patalear ni siquiera un poco para, por lo menos, agotar la legislatura? Aquello de que en 2010 todos a la calle, fue entonces una falsa alarma? ¿O será más bien lo de unos sí y otros no, según, como casi siempre?



Mientras en España nos entretenemos con Chikilicuatre, en EEUU la pelea entre Matt Damon y el presentador de un late night show, Jimmy Kimmel, se ha convertido en un fenómeno sociológico. Harto de las bromas a su costa, Damon hizo un vídeo musical con la novia de Kimmel titulado I am fucking Matt Damon que ha batido récord de visitas en YouTube y medio país se ha puesto como melodía en el móvil. Kimmel, para vengarse, contraatacó con otro llamado I am fucking Ben Affleck en el que aparece Cameron Diaz, Brad Pitt, Robin Williams y el propio Affleck, claro.



PD. Con tanto manifiesto es fácil equivocarse, pero no, el problema es el amiguismo y los prejuicios pro, no anti...


Pequeñeces

  • 22/05/2008
  • Imprimir
  • Enviar correo


Me comentan por los pasillos de un prestigioso teatro sevillano el gran éxito alemán de Cristóbal Halffter en el estreno de Lázaro, su segunda ópera. Los aficionados de la ciudad báltica de Kiel aplaudieron largo rato a este compositor madrileño que les es bien conocido, porque tres años antes se había puesto en ese teatro Don Quijote, la primera ópera del maestro. ¡Bien por Cristóbal y por la música española, que sigue triunfando por esos mundos! Me aseguran que aquí en casa las lenguas bífidas andan aireando una pequeñez, una carambola del destino: ambas óperas se han estrenado con su libretista sentado en el sillón de Director General del ramo. Primero fue Andrés Amorós, autor de ese Don Quijote que se vio en el Real en febrero de 2000. Ahora es Juan Carlos Marset, autor de Lázaro. No son más que ganas de enredar, porque, ¿qué necesidad tiene Halffter, a estas alturas, de andar engrasando burocracias?



Parece que Ana María Matute, a pesar de tener una pierna rota y otros quebrantos, no pierde el ánimo, quizá por el aluvión de premios que no cesa de recibir. Ahora, al Nacional de las Letras del pasado noviembre (30.000 eurillos de nada) se suma el Extremadura (otros 42.000). Y, como ejemplo de su legendario buen humor, una amiga de un amigo suyo deja caer en mi papelera esta historia: hace algún tiempo, la académica fue fotografiada tomando una cerveza en una terraza madrileña. El retrato hizo furor, tanto que los responsables de la marca cervecera le enviaron una caja . Lo mejor es que Matute, además de agradecer la gentileza, aún se lamenta de no haber estado tomando otro licor, de más grados y gran reserva, que también saborea con frecuencia. Por si se animan...



Y hablando de historias, impagable la que Carmen Postigo, periodista de la agencia Efe, relata en La sonrisa urgente (Aguilar), a cuenta de Gerald Brenan. Resulta que en 1997 la periodista fue a Alhaurín el Grande, donde Brenan pasó sus últimos días ayudado por la Junta de Andalucía (pero menos, porque el hispanista sufrió incontables cicaterías y olvidos). Allí entrevistó al entonces concejal de Cultura del pueblo, amigo de Don Geraldo, que le enseñó con orgullo media docena de cartas enmarcadas, manuscritas en inglés, y firmadas por Brenan, que adornaban el salón de su casa. El concejal no entendía una palabra, pero ella pudo leerlas. Todas estaban dirigidas al Foreign Office y tenían una palabra común, “Help”. En una, Brenan decía: “creo que nadie puede estar en peor situación de abandono”. El pobre anciano se las confió a su amigo concejal para que las enviase... Y escribe Postigo: “Ninguna de las seis cartas en poder del concejal alcanzaron su destino, porque jamás las depositó en el buzón de Correos, aunque, eso sí, fueron escrupulosamente enmarcadas para el salón-comedor”. Por poco tiempo, espero.



Me aseguran que el frondoso proyecto de álvaro Siza para el paseo del Prado marcha a prueba de baronesa, es decir, a buen ritmo y con alguna variante sustancial. Los arquitectos se concentran en el tramo de Neptuno a Atocha, y de ahí hacia adelante, mientras siguen las guerras subterráneas (nunca mejor dicho) entre la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento. Al parecer, el estudio de Siza prepara novedades para organizar Atocha, que buena falta le hace.



El Festival de San Sebastián ya ha dado a conocer algunos detalles. Hemos visto el cartel y sabemos que piensa dedicar un ciclo al realizador italiano Mario Monicelli y otro al cine negro japonés. Lo que no han dicho es que Woody Allen será el encargado de inaugurar el certamen con Vicky Cristina Barcelona, asegurando de paso la cuota de glamour. Donde estén Scarlett Johansson, Javier Bardem y Penélope no faltarán flashes.



Un mínimo de ocho productoras (algunas muy importantes) están a punto de suspender pagos. Otras comenzarán a despedir gente de forma masiva e inminente. Si hace meses la industria discográfica saltaba a los titulares por sus despidos, pronto comenzaremos a ver algo similar con el cine. La piratería no perdona y el Gobierno sigue sin mover ficha. ¿Hasta cuándo?



PD: ¿Será verdad que desde hace unos meses los amigos de Ruiz Gallardón y de Rajoy sólo les regalan uno de los primeros libros de ángel González? ¿Tendrá su título, Sin esperanza, con convencimiento, algo que ver?


Burocracias

  • 15/05/2008
  • Imprimir
  • Enviar correo


Les confieso que el penúltimo aluvión de novedades editoriales ha hecho que hasta hoy no viese el “Paper cuts” del New York Times dedicado a la ceremonia de homenaje a Philip Roth. La cosa es que el autor de Elegía y Pastoral americana acaba de cumplir los 75 años, y la Universidad de Columbia y la Biblioteca de América organizaron un festival con jóvenes autores como Jonatahn Franzen, Charles D’Ambrosio y Nathan Englander, con testimonios de sus biógrafos Hermione Lee her y Ross Miller y Claudia Roth Pierpont. Al final, el maestro estadounidense desplegó su ironía salvaje. Vamos, que cuando le tocó intervenir dijo que se alegraba de que no fuese su funeral. “Empezaba a tener mis dudas”, dicen que dijo, y en la recepción posterior aseguró que estaba muy contento con el acto, aunque sentía que “debería haber estado en el escenario, dentro de un ataud”.

No hay que alarmarse: a pesar de las inquietantes noticias aparecidas en el New York Times sobre la incorporación sólo parcial de Lynne Cooke a la subdirección del Reina Sofía, el museo madrileño asegura que la actual comisaria del Dia Centre, y fichaje estrella de Manuel Borja-Villel, se incorporará a tiempo completo previsiblemente a partir de julio. En la propia web del Dia se insiste también en que Cooke compaginará los dos trabajos y que dividirá su tiempo entre Madrid y Nueva York. Pero Borja-Villel confirma lo dicho en rueda de prensa: Cooke es ya empleada del Reina y sus visitas a la gran manzana serán esporádicas. Eso sí, la colaboración entre ambas instituciones, dicen los neoyorquinos, está abierta, así que no sería extraño ver en Madrid la muestra que Lynne Cooke prepara sobre Blinky Palermo para el año que viene, por ejemplo.

Ha nacido una publicación “al servicio de los ciudadanos”, y yo sin fijarme. Imperdonable. En apenas 47 páginas consigue “iluminar” al lector del “consenso sobre la Ley del cine”, “el diálogo intercultural”, “el plan de fomento de la lectura”, o “el regreso de los mapas sustraídos de la Biblioteca Nacional”, entre una variedad de temas interesantísimos, variopintos, solidarios, agradables, no discriminatorios... Con un diseño limpio y lujoso, papel con buen gramaje y ese formato manejable de los antiguos diarios manta, “Luces de Cultura” agita nuestras conciencias sobre la importante acción del Ministerio de Cultura y Propaganda. ¿Cuánto nos costará la revistita? De periodicidad bimensual, el segundo número está a punto de salir y ardo en deseos de comprobar si César Antonio Molina sale tan escasamente “iluminado” como en el anterior: apenas trece “apariciones” fotográficas. ¡Qué modestia!

Si tienen algunos ahorrillos, quieren poner un Picasso en sus vidas o ayudar a un museo angelical, están de enhorabuena: a finales de junio Lucía Bosé va a subastar en la sala Christie’s de Londres 40 lotes que incluyen obra sobre papel, cerámicas y grabados, regalados por el genio andaluz a la familia Dominguín Bosé y que, al parecer, ofrecen la “cara más familiar de Picasso”. Lo mejor es que Bosé se desprende de estas joyas por conservar otras más queridas, las que custodia en el Museo de los ángeles de Turégano (Segovia).



Todas las noticias del mundo de la danza no iban a ser negativas (lo digo por las danzas tribales que hay últimamente en la Plaza del Rey en vivo y en directo). El próximo miércoles la Universidad Rey Juan Carlos ofrecerá un homenaje a la bailarina y coreógrafa cubana Alicia Alonso. Será en el Teatro Auditorio de San Lorenzo de El Escorial, con Giselle, y el motivo, el 60 aniversario del Ballet Nacional de Cuba.



Dentro de una semana desembarca en España Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal, llamada a convertirse en una de las películas más taquilleras de la historia. El domingo, toda la troupe de la película estará en Cannes. Detrás, decenas de agentes de Prensa, publicistas y ejecutivos controlando el producto hasta el más mínimo detalle. Y mientras, los escasos periodistas que han hablado con el rey Spielberg firmando draconianos contratos que les obligan a publicar sus declaraciones cuándo, dónde –¡¡y cómo!!– a la multinacional le viene en gana. A eso se llama libertad de pren sa, ¿o es chantaje?



P.D Era Víctor Erice el deseado. pero les dijo que no.


Menos lobos

  • 08/05/2008
  • Imprimir
  • Enviar correo


Ahora que la Feria del Libro de Madrid comienza a desvelar sus secretos –por ejemplo, que va a homenajear sus 75 años de existencia aunque se trate de la LXVII edición, y que va a estar dedicada a “Latinoamérica y su literatura”–, me cuentan que la estrella de esta edición de la Feria del Libro de Buenos Aires, que termina el lunes, no está siendo ningún escritor. Y eso que este año tiene como invitados, entre otros, al siempre impoluto Tom Wolfe, a Almudena Grandes, al italiano Niccola Ammaniti, Naomi Klein, Nélida Piñón, a Mendicutti o Juan Villoro. No, la estrella es una máquina situada en el stand de “La Nación” que imprime, corta y empasta en el acto libros que ya no se pueden encontrar, y a precio razonable. Lo peor es que no me imagino algo así en el Paseo de Coches del Retiro madrileño: más de un editor que malvive de reeditar clásicos inencontrables quemaría el chiringuito de inmediato.



Dicen los que saben de la cosa literaria que este año la Feria va a venir caudalosa de novedades y algo menos de calidad. Déjenme, pues, que les recomiende un póker de ases de lo que está llegando a nuestras librerías y que va del Derrumbe, de Ricardo Menéndez Salmón (Seix Barral) a Los libros que nunca he escrito de George Steiner (Siruela), los poemas inéditos de ángel González, Nada grave (Visor), que pueden descubrir en este mismo número, y La maravillosa vida breve de Oscar Wao (Mondadori), la primera novela del estadounidense Junot Diaz (nacido en Santo Domingo), que acaba de conquistar el premio Pulitzer con esta ópera prima sobre un dominicano entrado en carnes y sentimientos que vive en un gueto de Nueva Jersey y sueña con ser el nuevo Tolkien. Es extraordinario... Ya me lo agradecerán.



Opacidad informativa” es el lema, o eso parece, de Juan Carlos Marset, director del INAEM. Se les dice a los periodistas que hay que confirmar las noticias, pero con Marset ni modo. Algo tan clarito como el cese de los directores de los teatros nacionales en 2010 obtiene la respuesta de “no hay respuesta”. Tal vez en Sevilla, de donde viene el señor director, sea común esa mala práctica del poder tan proclive al caciqueo, pero en Madrid la opacidad y el desplante no suele dar buen resultado.



Una vez más, España es actualidad por un nuevo desmán relacionado con el patrimonio cultural, aunque en este caso ni siquiera es propio sino ajeno. Desde México me envían un pdf de “El Universal” que explica cómo “La policía española ‘perdió’ hace dos meses patrimonio arqueológico mexicano de valor incalculable que permanecía bajo su custodia por orden de un juez gallego. La mayor parte de un espectacular lote de más de mil piezas arqueológicas mesoamericanas de origen ilícito, incautadas por la Brigada de Patrimonio Artístico del Cuerpo Nacional de Policía de España desde marzo de 2007, desapareció del local donde permanecía supuestamente bajo custodia en Santiago de Compostela”. Al parecer se trataba de una colección valorada en más de 100 millones de dólares en 1997, cuando se presentó en una exposición montada en el Museo del Pueblo Gallego y en el Auditorio de Galicia bajo el nombre de El espíritu de América Prehispánica: 3000 años de cultura. ¡Qué vergöenza!, ¿no?



Quienes sí están agradecidos, pero por la oportunidad que un DVD sobre su última gira por Suramérica les ha dado de enmendar un error histórico, son los chicos de U2, con Bono a la cabeza. Vamos, que han aprovechado la grabación para corregir la letra de Pride (In the name of love), una canción de mediados de los años 80 en homenaje a Martin Luther King y en la que, por error, se decía que éste había sido asesinado al caer la tarde, cuando en realidad el crimen se perpetró por la mañana.



Aunque hasta la fecha Almodóvar [en la imagen] ha resistido la tentación de rodar en Estados Unidos, sus lazos con ese país se estrechan por momentos. Universal cofinanciará junto a El Deseo la próxima película del maestro, Los abrazos rotos. En la compañía, una de las poderosas de Hollywood, también anuncian que la colaboración se ampliará a nuevos proyectos. Por cierto, apunten los nombres de los jóvenes Tamar Novas y Rubén Ochandiano, los nuevos fichajes para la película. Me dicen mis fuentes que están como si les hubiese tocado la lotería.


El “Yo me acuso” de Leopoldo Calvo Sotelo

  • 06/05/2008
  • Imprimir
  • Enviar correo


Ya se sabe lo bien que entierra este país a sus muertos: años de silencios y abandonos se ignoran con pomposas declaraciones necrológicas (¿o son necrofílicas?) y miles de alabanzas, como ha vuelto a confirmar la muerte de Leopoldo Calvo Sotelo.



Hoy esta Papelera se niega adjetivar al ex presidente, que para eso han estado prestos muchos de quienes le ningunearon durante décadas.



No, prefiero que descubran sin intermediarios el talante de quien hace casi veinte años explicó socarrón que “No es verdad que el político cesante se quede enfermo de melancolía y quiera volver al paraíso perdido. La púrpura del poder es pesada y deja más alivio que nostalgia cuando se pierde. Desconfíen del ministro alegre en su poltrona y triste en la cesantía: es que no se enteró bien de su Ministerio, o que no mandaba mucho, o que no merecía ser ministro”.



El mismo que escribió, un desopilante “Yo me acuso” que le explica mejor que necrología alguna, y que no me resisto a reproducir, al menos en parte:



“Me acuso de candor, de haber preferido siempre la inteligencia a la lealtad”



“Me acuso de aburrimiento en las reuniones de partido, en los comités locales [...] Y de haberme orientado, como Juan Ramón, a la minoría siempre, que es mala brújula en una Monarquía parlamentaria”



“Me acuso de haber pasado por lugares de máximo poder, en la empresa privada y en la política, sin contagiarme de poder ni de riqueza, sin comprar amigos, sin vender mi libertad a los accionistas o a los electores como a los mercaderes del Templo”



O sea.



- Entrevista con Leopoldo Calvo Sotelo

- Crítica de Papeles de un cesante, de Leopoldo Calvo Sotelo

- Crítica de Pláticas de familia, de Leopoldo Calvo Sotelo


Vidas públicas y privadas, desde Nueva York

  • 01/05/2008
  • Imprimir
  • Enviar correo


Les confieso que, aprovechando el puente de mayo, he trasladado mi papelera a Nueva York, donde desde ayer y hasta el domingo se celebra el Pen World Voices, dedicado en esta ocasión a un tema tan original como Vidas públicas/vidas privadas. Y no tiene desperdicio...



Para empezar, esta tarde abren el fuego, con Salman Rushdie [en la imagen] de moderador, Peter Esterhazy, Ian McEwan, Michael Ondaatje, Francine Prose, Annie Proulx o A.B. Yehoshua, aunque, qué quieren, aquí hay más expectación por ver en persona a la nueva pareja de Rushdie, la joven actriz Olivia Wilde (secundaria en series como OC y House), que por el debate...

Sigo: mañana me dejaré caer por la biblioteca William and Anita Newman Library, donde nuestro Antonio Muñoz Molina, con Fatou Diome, Flora Drew, Ma Jian y Charles Simic, hablará sobre los clásicos, y el domingo acerca de los libros que cambiaron su vida en la Biblioteca Pública de NY, en la Quinta Avenida.



No faltarán Vargas Llosa, Bernard-Henri Lévy y un ciclo sobre la Nueva escritura catalanba, con Àngels Aymar, del Teatre Nacional de Catalunya, Josep Fonalleras, Mercè Ibarz, Carme Riera y Joan Margarit...



Y me reservo lo mejor para el final: este mismo domingo Umberto Eco va a descubrirnos Las ventajas de la ficción para la vida y la muerte. ¿Explicará además el arte de decir casi lo mismo reuniendo ensayos de libros distintos en nuevos títulos, y de reunir conferencias de todo pelaje y condición...?



En fin, ya les contaré, aunque no creo que ninguno de estos actos tenga nada que envidiar al espléndido desayuno-presentación de Niños de tiza, de David Torres (Algaida), en el restaurante Viridiana de Abraham García, un templo gastronómico en el que, por una vez, lo mejor no fue la comida (a pesar de las deliciosas lascas de jamón, los callos de diseño o el mejor foie de España) sino las maldades que autor (Torres) y presentador (Rafael Reig), derramaron sobre quien parece casi una obsesión, el académico Javier Marías.

¡¡¡Y cómo les duele la Academia, con lo rebeldes que dicen ser!!!


¿Todos invitados?

  • 01/05/2008
  • Imprimir
  • Enviar correo


Pues yo creo que sí, que hay que decirlo. Fue Karra Elejalde [en la imagen] el actor que prefirió no trabajar con Manuel Gutiérrez Aragón en su película Todos estamos invitados. No podía hacerlo, pretestó, “porque yo vivo aquí, ¿sabes?”. No fue el único. También prefirieron no hacerlo “para no tener problemas”los pasacalles de San Sebastián y otros tipos más o menos anónimos, pero cobardes. La realidad no tendrá arreglo hasta que desaparezca de la mente de todos “lo bien que se vive aqui si no te buscas problemas”. Y trabajar en Todos estamos invitados era buscárselos.



Vargas Llosa anda ya enredado en una nueva novela, cuyo protagonista será un personaje real, Roger Casement, irlandés cuando Irlanda formaba parte del Imperio británico, y “diplomático en el Congo, cuando este país era una propiedad privada del rey de los belgas”. Según explica el propio Vargas Llosa, Casement, “un personaje fascinante”, se convirtió en una especie de Martin Luther King en defensa de los nativos africanos, ya que “preparó a lo largo de varios años un dossier contra el rey belga Leopoldo II, denunciando y describiendo los horrores, los crímenes que se cometían contra los nativos. Y consiguió que la presión internacional obligara a Leopoldo II a entregar el Congo al gobierno belga”. Acusado de alta traición durante la I Guerra Mundial por sus relaciones con el IRA, fue juzgado y ahorcado. Una historia rocambolesca que promete, aunque, como el novelista aún está en la fase de documentación, habrá que esperar cinco años para leer el libro.



Me dejé caer por el sarao de los nocilleros el Día del Libro en La Casa Encendida de Madrid. Los de Alfaguara presentaban Nocilla Experience, de Agustín Fernández Mallo. El gallego, un tipo simpático y muy tímido, toreó a los locutores de Radio Nacional que le entrevistaban a base de lógica, tranquilidad y sentido del humor. Y además de Literatura sonó buena música –tocaban La Costa Brava y Sr. Chinarro– y rodó mucha cerveza. Si el Día del Libro debe ser una “fiesta”, como repiten sin cesar políticos y presentadores de telediario, aquello fue lo más parecido...



Y entre tanta fanfarria y cosa buena, uno encuentra ese día joyitas dignas de todos los dias del año. Una de ellas es la que ha lanzado la silenciosa Alpha Decay: una cajita con cinco libritos con cinco discursos de cinco premios Nobel. No hay cinco malo, efectivamente, y ahí están Pablo Neruda, García Márquez, Faulkner, Doris Lessing y Coetzee para corroborarlo con sus cinco discursos oídos en cinco diciembres frios de Estocolmo. Pequeñas cosas de los más grandes es el nuevo proyecto de la editorial.



Hablando de Neruda y de pequeños y grandes asuntos, parece que es muy sustancioso el que enfrenta a la familia del poeta con su Fundación. Verán, el sobrino de Neruda reclama casi seis millones de dólares al Hotel Neruda por uso indebido del nombre, pero la cadena propietaria del establecimiento, dueña también de los hoteles Neruda Express, Apart Hotel Neruda y Neruda mar, asegura contar con un permiso de la Fundación Neruda, que es quien al parecer tiene derechos para dar esa autorización. Y la familia, claro, está que trina.



Una sala alternativa menos en Madrid. Mal síntoma. El autor y director Pepe Ortega acaba de cerrar la sala ítaca después de más de un lustro exhibiendo espectáculos, algunos tan buenos como los entremeses cervantinos que dirigió. En una carta se despidió con tristeza: “Hemos tratado de ser una puerta abierta a una cultura independiente, viva, crítica y renovadora ...Hemos logrado una alta y mantenida valoración de la crítica y una creciente presencia de público, pero esto no ha sido suficiente para superar los crónicos problemas económicos que hemos padecido, que se han vuelto insalvables, y que, junto con el agotamiento moral, justifican esta drástica decisión.”. Lo sentimos, y mucho.



La otra cara me llega de Inglaterra, donde han organizado “el crucero de las estrellas”, una especie de Vacaciones en el mar con actores famosos. Se llama The Treatre Guild of America, es un crucero que va desde Venecia a Montecarlo previsto para septiembre y ofrece espectáculos protagonizados por estrellas que viajan también en el barco. Entre los actores invitados figuran Lynn Redgrave, Susannah York y Gena Rowlands.



publicidad

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y nuestros servicios al usuario. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.