publicidad
El Cultural
Lunes, 01 de septiembre de 2014
El Cultural
  Búsqueda avanzada
Arte  

Berlín descubre al polifacético Le Corbusier en una gran retrospectiva

El Museo Martin Gropius expone un total de 380 piezas, incluidas pinturas, esculturas y poesías

 | 07/07/2009 


Detalle de Femme et coquillage IV (1948), de Le Corbusier.

EFE
El museo Martin Gropius Bau de Berlín descubre esta semana la cara más polifacética de Le Corbusier, padre de la arquitectura moderna y uno de los principales exponentes del racionalismo, en la que será la mayor retrospectiva dedicada al artista suizo de los últimos veinte años.

Con un total de 380 piezas, la muestra Le Corbusier-Kunst und Architektur (Le Corbusier - Arte y Arquitectura) pretende reflejar las múltiples aptitudes del maestro, "desde la del pintor, hasta la del escultor, pasando por la de escritor y publicista", explicó hoy en rueda de prensa uno de los comisarios, Mateo Kries.

Tras cinco años de preparativos, y después de que Londres le dedicara en 1987 su última gran exposición, Charles-édouard Jeanneret (1887-1965), alias Le Corbusier, resucita a través de esta muestra sin precedentes.

Libros, carteles, todo tipo de muebles, cuadros, maquetas, miniaturas de monumentos que coleccionaba e incluso un fragmento de la película Architecture d'aujourd'hui (1930), dirigida por Pierre Chenal y que mostraba las célebres villas de Le Corbusier, son algunos de los objetos que se exponen y que son poco conocidos.

Así, Le Corbusier - Arte y Arquitectura traza un recorrido cronológico por toda la obra que acometió el genio racionalista en sus últimos 60 años, aunque buscando retratar aspectos nuevos de su personalidad, que resultan indispensables para entender su trabajo, como por ejemplo su interés por el Mediterráneo o su fascinación por las nuevas tecnologías y los medios de comunicación.

Está estructurada en torno a tres temas: Contextos, que representa algunos de los lugares más relevantes en la vida del artista, como Nueva York, Londres o Río de Janeiro; Privacidad y Publicidad, que se centra en su trabajo como publicista y diseñador; y Arte Construido, con diversas maquetas de edificios.

Íntimo y personal
"Estas áreas temáticas, autónomas, persiguen aglutinar de forma orgánica la polifacética y fecunda obra de Le Corbusier", subrayó Stanislaus von Moos, otro de los comisarios y experto en historia del arte y arquitectura. Todo ello aderezado con gran variedad de instantáneas que ofrecen al espectador aproximarse al Le Corbusier más íntimo y personal, al retratarle trabajando en su estudio o con su mujer Yvonne.

Sin duda alguna, uno de los puntos más desconocidos y relevantes de esta exposición es que persigue destacar la estrecha relación que el suizo mantuvo siempre con Alemania, y de forma especial con Berlín. Pese a que muy pocos lo saben, Le Corbusier recibió en 1910 una beca para estudiar arte y diseño alemán, y especializarse en la corriente denominada Werkbund.

Desde abril de 1910 hasta el mismo mes de 1911, el arquitecto residió en Alemania, donde trabajó durante seis meses para el prestigioso estudio de Peter Behrens y pudo relacionarse con las máximas figuras del Werkbund.

Posteriormente, entró en contacto con la Bauhaus a finales de los años 20, y como consecuencia de ello, participó en la mayor exposición que hizo nunca la Bauhaus y que tuvo lugar en Weimar en 1923.

En 1927 construyó sus dos primeros edificios en Alemania, para presentarlos como parte del proyecto Villas Weissenhof, en Stuttgart. A raíz de ello, le unió una gran amistad con el director del proyecto, Ludwig Mies van der Rohe, uno de los arquitectos más importantes del siglo XX y director de la Escuela de la Bauhaus.

Años más tarde, Le Corbusier quiso resumir sus vínculos con Berlín en Unité d'Habitation (Unidad de Habitación), un proyecto que habría de levantarse junto al estadio olímpico, con motivo de la Exhibición Internacional de Arquitectura que se celebró en la capital alemana en 1957 y que jamás llegó a realizarse.

Le Corbusier - Arte y Arquitectura abre al público este jueves y podrá visitarse hasta el próximo 5 de octubre en el museo Martin-Gropius-Bau, en pleno centro de Berlín.



Imprimir Enviar a un amigo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Meneame


publicidad

Esta semana en ARTE
Exposiciones
Concha Jerez, paisaje de la lucidez - Interferencias en los medios
El silencio a cuestas - Variaciones sobre el jardín japonés
Un McGuffin, por favor - Raúl Díaz Reyes/ Cine Bogart/ Diego Delas
Clásicos animados - Metamorfosis
Arte Internacional
publicidad

El apocalipsis

Concurso de micropoemas conducido
por Joaquín Pérez Azaústre
y patrocinado por Ámbito Cultural

publicidad

publicidad

publicidad

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y nuestros servicios al usuario. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.