publicidad
El Cultural
Viernes, 25 de julio de 2014
El Cultural
  Búsqueda avanzada
Cine  

Nacho Carballo: "Quiero defender el cine que tenemos en casa"

El recién nombrado director del Festival de Gijón desvela las claves de su hoja de ruta

CARLOS REVIRIEGO | 11/01/2012 


Nacho Carballo, nuevo director del Festival de Gijón

Ante el nombramiento esta mañana del nuevo director del Festival de Cine de Gijón, Nacho Carballo (Gijón, 1972), en sustitución de José Luis Cienfuegos, El Cultural ha hablado con el nuevo responsable del certamen sobre el nuevo modelo de festival por el que apostará, ahora que toma las riendas en el 50 aniversario de la imprescindible cita asturiana con el cine.

Pregunta.- ¿Cuándo se hace efectiva su dirección en el certamen?
Respuesta.- La próxima edición ya la dirijo yo. De hecho, hoy mismo he tomado posesión y ya estamos trabajando porque hay muchas cosas que hacer. El festival seguirá celebrándose en principio en noviembre, no contemplamos ningún cambio de fecha. Lo que sí haremos, al tratarse de la 50 edición del festival, será algo especial, programar una serie de actividades extraordinarias coincidiendo con tan significativa efeméride.

P.- ¿Qué clase de actividades?
R.- Pues en principio tenemos pensado hacer una gran exposición sobre los 50 años de historia del festival, intentaremos organizar un concierto de bandas sonoras de música, recuperar películas antiguas con una gran orquesta y proyectar películas de Chaplin, etc. Vamos a hacer una exposición de vestuario de cine y tratar de acercar a la gente lo que es el cine. También queremos hacer encuentros con el público, traer a gente importante a Gijón, etc.

P.- En líneas generales, ¿qué modelo de festival propone?
R.- Tengo muy claro lo que es Gijón, el prestigio internacional que ha ganado en los últimos 16 años, bajo la dirección de José Luis Cienfuegos, y lógicamente no podemos llegar aquí y romper con todo porque sería una locura. Lo que vamos a hacer es potenciarlo. No vengo a romper nada, vengo a sumar. A traer más cine, por supuesto con otro punto de vista, pero buscando siempre el cine independiente que no se ve en las salas comerciales. Queremos abrir a nuevas temáticas y nuevos ciclos que casi no se han tocado, como por ejemplo la animación. Aunque sí se han puesto en el festival algunas películas de animación, yo quiero hacer una sección oficial exclusiva para la animación, una sección potente, y sobre todo, por ejemplo, la televisión. Creo que la televisión está ahora reuniendo a grandes profesionales del cine, y se están haciendo grandes series, mini-series y telefilmes con una calidad a veces superior a las películas. Por lo tanto quiero organizar un gran encuentro internacional al respecto. Son apartados que el festival no tocaba. Pero seguiremos buscando ese cine independiente y alternativo que caracteriza a Gijón. No queremos romper la línea editorial, sólo darle un punto de vista distinto.

P.- ¿Por lo tanto el sello que se ha ganado Gijón como el Sundance español no corre peligro?
R.- Mi idea es continuar con ese sello, porque al final, esto es el Festival Internacional de Cine de Gijón, no el Festival de José Luis Cienfuegos, porque entonces tendría que ser un festival que pagara él mismo. Es un festival que se hace con dinero público, y tiene un sello muy marcado, que se lo ha dado él y por tanto hay que agradecérselo, pero eso no significa que el festival sea intocable. En el año 1983, nació como un festival de cine infantil, de ahí se pasó a juvenil y luego a transgresor. Me parece fantástico que así sea. No tengo ninguna pretensión de romper esa línea.

P.- Por algunas declaraciones suyas, parece que apuesta por un modelo más local de certamen cinematográfico...
R.- No, de ningún modo. Son cosas distintas. No tiene nada que ver el Festival Internacional, con sus secciones y sus ciclos (que se mantendrán a rajatabla), con que nosotros, como hace Sitges con el cine catalán, seamos conscientes de que en Asturias hay muy buen cine, y muchos asturianos haciendo cine fuera, y tenemos que tener nuestro propio festival, con nuestra gala y nuestros premios. No se trata de hacer algo nacionalista. No vamos a volver a la boina, pero quiero defender el cine que tenemos en casa. Llevo treinta años en el oficio del cine, como cineasta que soy he estado en las barricadas y he tragado mucha cosa, y me da mucha rabia ver cómo los catalanes o los gallegos o los vascos están tan orgullosos su cine y nosotros no. El festival tendrá dos vertientes: la parte internacional, que no perderá su prestigio, y una parte más local para los de casa, para nosotros. Incluso haremos un mercado internacional asturiano. Es la idea que tenemos, pero niego que convertiré el Festival de Gijón en un festival localista. En absoluto.

P.- ¿Va a haber una amplia reformulación en el equipo que programa y organiza el festival?
R.- Creo que siempre que entra alguien a un cargo nuevo, se reúne de su gente de confianza. Eso mismo haré yo. Por supuesto que habrá ciertos cambios en el organigrama del festival, pero lo primero que voy a hacer es sentarme y hablar con todos y cada uno de los que han trabajado en la última edición. Les contaré mi proyecto y dependerá de ellos seguir en el barco. Lo que no puedo confirmar es que ellos quieran seguir porque entiendo que crean en el proyecto anterior y no en este. Ante eso, no puedo hacer nada. Quiero gente que trabaje a gusto. Pero creo que la gente de aquí es muy válida y han hecho muy buen trabajo, así que la idea no es prescindir de ellos.

P.- En cuestiones presupuestarias, ¿le han anunciado ya que habrá recortes y tendrá que trabajar con menos medios?
R.- Sí, me han anunciado que habrá recortes. Pero en el diseño del proyecto ya contábamos con ello. Yo creo que es una apuesta muy valiente que no se cierre el festival, que se mantiene bajo este criterio. Me han dicho: Nacho, haz lo que creas que debes hacer, manteniendo lo que hay pero inyectando nuevas ideas, un toque distinto. En ello entra la parte de la financiación. En todos estos años de bonanza, nadie se ha preocupado de buscar dinero privado, y nosotros sí lo vamos a hacer, porque nos van a cortar dinero público, pero intentaremos seguir contando con el mismo presupuesto buscando inversión privada.

P.- Con la voluntad de aclarar sus declaraciones de hace algún tiempo, usted dijo que si “se hiciera una auditoría” del festival, era posible que se encontrara alguna “sorpresa”. ¿Podría aclarar esto?
R.- Son unas declaraciones extraídas de una conversación que tuve con un chico, y creo que se han sacado de contexto, sin contarlo todo. Cuando a mí me preguntaron por la transparencia del festival, yo contesté que se están haciendo unas auditorías y que hay que esperar. Yo no pongo la mano en el fuego ni para bien ni para mal. No sé lo que me voy a encontrar cuando entre. A lo mejor me encuentro con una gestión limpia o con una desastrosa. Está por ver. Pero no es mi intención remover mierda ni echar en cara nada a nadie. Mi intención es mirar al futuro y convencer a la gente de que no vamos a destruir el festival.

P.- También se anuncia que reforzará la cuota de alfombra roja. ¿Es así?
R.- Los festivales de cine han hecho mucho por promocionar los festivales, y estamos en tiempos de crisis y necesitamos esa promoción. Somos muy conscientes de que las estrellas invitadas ayudan en ese papel. No hablo de invitar por invitar, sino con un criterio temático, con una función dentro del festival. Y en eso Sundance nos ha dado una lección. Se habla de Gijón como el Sundance español, pero Sundance tiene una alfombra roja con Robert Redford al frente. ¿Qué más que una alfombra roja con Angelina Jolie, Keanu Reeves, etc.? No queremos hacer algo como Venecia, porque no es nuesto carácter, ¿pero por qué no vamos a traer a gente importante a Gijón? No es incompatible. La proyección mediática no es incompatible con el rigor elitisita del cine que tiene el festival.

P.- Pero usted sabe que el nivel de invitados depende mucho del presupuesto del festival, ¿no?
R.- Sí, sin duda. Pero también entiendo que se manejan una serie de contactos, de amistades, de coyunturas de promoción. Hay que hacer una labor muy importante de negociar cachés con los actores. Ese juego habrá que hacerlo. No digo que vayamos a tener aquí a Robert Redford, pero eso no quiere decir que no se pueda conseguir a gente conocida. Insisto, invitados con una proyección temática dentro del festival. No quiero ningún invitado que venga gratis a pasear el palmito.

P.- ¿Qué festivales del panorama internacional tiene como referencia o como modelo?
R.- A mí me llama mucho la atención lo que ha conseguido Sundance, pero también me gusta mucho Montreal. La Seminci siempre ha sido un referente, como el Festival de Málaga y como la Mostra de Valencia, que es una pena que haya desaparecido. Nosotros iremos más al estilo Sundance que al estilo Cannes, por decirlo así.

P.- Un debate instalado desde hace unos años es de qué modo los modelos de festival gestionan la intervención de las nuevas tecnologías. ¿Cuál es su postura al respecto?
R.- Estoy a favor de las nuevas tecnologías. Creo que Internet no es un problema sino una oportunidad. El cine como lo conocemos está muriendo y nos tenemos que reinventar. El cine se hace para verse, y sea en una sala grande o en un ordenador o un dispositivo móvil, me parece fantástico que se vea.

P.- ¿Qué les dice a los seguidores del Festival que se han llevado un chasco hoy con el anuncio de la destitución de Cienfuegos?
R.- Entiendo perfectamente que haya mucha gente que esté hoy mosqueada, porque a mucha gente le gustaba el festival tal como era, pero en todos sitios hay un cambio de ciclo. Yo he firmado sólo por un año, porque no quería más, y a partir de ahí se verá si sigo. Haré el festival a mi manera, si gusta, bien, si no gusta, yo tengo mi oficio y mi productora, y a lo mío. Yo vivo del cine. Lo que sí debo decir es que en mis condiciones de contratación, que se han aceptado, pido la independencia total, a nivel de programación, de invitados, de secciones, etc. A nivel político no me han pedido que haga nada. Y si tengo que traer a gente que sea de la izquierda, qué más da. Lo que importa es que sea gente válida. Eso no va a ser un obstáculo para mí. Voy a hacer un festival sin ningún tipo de partidismos. Eso seguro.




Imprimir Enviar a un amigo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Meneame


publicidad
publicidad

Familia: finalistas

Concurso de micropoemas conducido
por Joaquín Pérez Azaústre
y patrocinado por Ámbito Cultural

publicidad

publicidad

publicidad

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y nuestros servicios al usuario. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.