publicidad
El Cultural
Viernes, 25 de abril de 2014
El Cultural
  Búsqueda avanzada
Cine  

Vanguardia, cine y arte

Madrid vuelve a acoger los Rencontres Internationales, que insisten en la delgada línea que separa al celuloide tradicional del vídeoarte



JUAN SARDÁ | 23/05/2012 


Un fotograma de Norma Jean es Marilyn, de Luis Bezeta.

Desde hace varios años, Madrid es la última parada en el recorrido de los apasionantes Rencontres Internationales tras su paso por París y Berlín durante el invierno. Los Rencontres ponen sobre la mesa una cuestión crucial en el cine contemporáneo como los límites, cada vez más difusos e incluso imperceptibles, entre el videoarte y el cine. Una frontera que es pasto de largos debates para los eruditos pero que viene a simbolizar la accesibilidad cada vez mayor de unos trabajos exigentes y brillantes además de la influencia del arte en el cine, y al revés, abriendo verdaderos espacios para una creatividad audiovisual de vanguardia. Durante cuatro días, de 23 al 26 de mayo la Cineteca de Matadero y la Filmoteca Española proyectan varias piezas que reflexionan sobre aspectos como urbanismo, el peso de las ideologías o el trabajo y que suponen una rica muestra de parte de lo mejor de la producción de los últimos meses y que contará con la presencia del cineasta portugués Pedro Costa como broche de oro.

Las proyecciones se estructuran en bloques temáticos que engloban los trabajos de varios artistas/cineastas. Abre fuego mañana a las 19.30 en el Cine Doré el documental My Dubai Life, de Christian Barani, que estará presente, en la que el veterano francés retrata la monumental ciudad de Oriente Medio como un lugar pensado para los flujos donde los cuerpos humanos se ven perdidos. En el mismo bloque, titulado Nuestro país no existe, otros artistas reflexionan sobre lo contemporáneo en relación a un urbanismo deshumanizado dominado por las masas y el turismo. Destaca la performance de Libia Castro y Oáfur Olafsson, en la que una mezzosoprano en góndola por Venecia anuncia a los viandantes, precisamente: "Vuestro país no existe". Puede descargarse la invitación de forma gratuita y general para la inauguración en la página web www.art-action.org.

Eli Cortiñas Hidalgo: Confessions with an open curtain

El jueves, dos bloques temáticos apasionantes. "El día siguiente que canta" aglutina diversas piezas relacionadas con las consecuencias de los regímenes totalitarios. Almagui Menlibayeva nos traslada al mar Aral de Kazajastán, Daniel Kötter a Lagos o Krassimir Terziev a Bulgaria para reflexionar sobre el legado de las utopías. "Referencias cine" aborda el núcleo del asunto al proponer una aproximación artística al propio cine transformando y redimensionando material fílmico o propio. Los artistas, de forma clara, dialogan con su herencia cinematográfica en piezas como Norma Jean es Marilyn, de Luis Bezeta, multiplicación de la silueta icónica del mito; Vargtimmen, de Georg Tiller, recreación plano a plano de una escena de Bergman sin sus personajes, o en el homenaje a Visconti de Erwin Olaf. Otro ejemplo es Confessions with an open curtain, del canario afincado en Berlín Eli Cortiñas Hidalgo, que trata sobre la construcción de la identidad femenina destacando uno de los elementos escenográficos clásicos del cine.

El viernes, "Comunidades", trata sobre la relación entre el individuo y la comunidad. John Skoog filma la vida de un pueblo del sur de Suecia en la que se confunden vecinos y lobos; Antonhy Faroux explora la tensión entre el movimiento y la quietud o Crispin Gurholt nos propone un foto montaje donde los personajes se recortan en un espacio natural. "En el trabajo" nos ofrece una mirada crítica en torno a las nociones de trabajo y libertad. Destaca la pieza de Christian Merlhiot sobre el coreógrafo Daniel Larrieu en medio de placas de hielo. María Morina en Nizhny Tagil Yough documenta las esperanzas de los jóvenes de una ciudad industrial rusa y puede ser una sorpresa la adaptación de CABALLO/CARCELLER de la clásica canción Si yo fuera rico de El violinista en el tejado cantado por unas reclusas en Madrid.

El sábado, Pedro Costa se convierte en el gran protagonista clausurando el Festival con Ossos, una ficción de 1997, filmada con actores no profesionales, sobre el barrio de Fontainhas fijándose en las vidas de varios inmigrantes de antiguas colonias portuguesas en Africa que llevan vidas miserables. Con una pareja de jóvenes padres que no desean el bebé como protagonistas, es una de las más importantes películas de Costa y su presencia convierte la clausura en imprescindible. Este mismo día, se proyecta el bloque Viviendas, donde se analiza la noción de hogar en el mundo contemporáneo. La finlandesa Matti Harju filma a una familia en estado de psicosis en una casa de contornos geométricos en Afrikka y Rafael Grisey propone una experiencia curiosa: un coche circula por el extrarradio de Rio de Janeiro emitiendo un discurso del arquitecto modernista Alfonso Eduardo Reidy en el mismo lugar donde construyó un complejo de viviendas sociales en los 60.



Imprimir Enviar a un amigo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Meneame


publicidad
publicidad

Macondo: finalistas

Concurso de micropoemas conducido
por Joaquín Pérez Azaústre
y patrocinado por Ámbito Cultural

publicidad

publicidad

publicidad