publicidad
El Cultural
Miércoles, 23 de abril de 2014
El Cultural
  Búsqueda avanzada
Libros  

¿Copito de nieve un personaje de REC? Migoya tiene la culpa

El historietista y escritor adapta con Balagueró y Plaza la famosa saga de cine de terror al cómic con historias inéditas

MARTA CABALLERO | 17/04/2012 


El historietista y escritor Hernán Migoya.

Guste o no, la saga REC ha hecho más por el género de terror en España que toda la producción de los últimos cinco años junta. Porque más bien es REC, junto al éxito de El orfanato y de las 28 semanas después de Fresnadillo, la que ha fomentado la salida de nuevos directores y títulos de género. Paco Cabeza, Quique Maíllo, Gonzalo López, Eugenio Mira, Manuel Carballo, Vigalondo o los hermanos Pastor son integrantes de una nueva generación de cineastas con nuevos intereses pero también, en cierta forma, deudores de este cambio de modelo en la industria cinematográfica, que desde la famosa irrupción de aquel virus en un inmueble barcelonés, confía en que el género es compatible con el buen cine y la mejor taquilla.

Consciente de las bondades de la saga de Balagueró y Plaza, cuya tercera entrega se estrenó con éxito el pasado mes de marzo, el siempre activo Hernán Migoya empezó a amasar la idea de convertirla en un cómic. Máxime -aunque esto no lo dice él- habiendo comprobado el abrazo de las masas a la imponente colección de tebeos que inspiró la (peor) serie de televisión, The Walking Dead y el duradero fulgor por los zombis. Migoya, que siempre tiene entre manos una cabalgata de proyectos -estos días publica también la novela gráfica Plagio-, tenía "muy buen trato" con los dos realizadores y ya les había planteado la idea hace años, precisamente buscando que su efecto en el cine, el de conseguir que el género convenciese a los productores, se expandiera a los tebeos. Pero no fue su único interés, también sabía que un cómic basado en la imaginería de las películas, no sujeto a subvenciones que derrochar en efectos especiales, podía tener mucha sustancia:

- "REC ha creado algo muy difícil de conseguir, una mitología propia. Ha convertido un piso del Ensanche de Barcelona en una especie de pasaje del terror. Pero en vez de hacer una simple adaptación, pensé que podía generar historias inéditas. Estuvimos como dos años entre las negociaciones con Filmax y la búsqueda de un guionista, y como no proponían ninguno al final decidí hacerlo yo, que en principio sólo quería figurar como editor".



Contraportada del cómic, por Alejandro Colucci


Este miércoles a la una de la tarde, Balagueró, Plaza y Migoya presentan en la librería Ocho Y Medio de Madrid los resultados del experimento, editado por Glénat, en el que los directores han aportado las ideas iniciales mientras que Migoya las ha rematado en guiones fieles en espíritu a la saga (ya se sabe, humor, sustos, sangre...) y llevados a las viñetas por distintos dibujantes. Entre las cinco tramas figura, por ejemplo, una que hace las veces de prólogo de REC 3, sobre el personaje que lleva el virus a la maltrecha boda en la que se ambienta; otra sobre la relación entre el cura y la Niña Medeiros que bucea en el origen de este ser diabólico; una tercera que retoma lo sucedido a los niños que se quedan encerrados en el piso en REC 2... Y, como hilo conductor, la propia Niña Medeiros metida a Tío Creepy, a modo de guiño al cómic de terror clásico. En mitad de todo, Copito de Nieve se cuela entre las 96 páginas del libro. Y añade Migoya:

"Son historias cortas y hemos intentado que se rijan por las mismas reglas de la propia saga. Pero, a la vez, hemos sido lo más trasgresores posible dentro de este género, que te permite utilizar mucho la imaginación y transmitir un mal rollo enfermizo a través de los dibujos. Hay cosas de un nivel de osadía y trasgresión que en cine habrían sido muy complicadas.



El entrañable Copito de Nieve, convertido en zombi en el cómic de [REC]


A caballo, pues, entre lo divertido y lo escalofriante, el volumen pretende plantar semillas para un resurgir del terror en los tebeos patrios aprovechando el tirón de REC 3. Por eso queda abierta la posibilidad de nuevas entregas y colaboraciones con los directores, que también se implicaron en el proyecto por su propia devoción por los cómics. Los dibujantes son Xoan Marín ("un todoterreno con el que siempre puedo contar", dice el guionista) y Andrea Jen, Feliciano García Zecchín, Salvador Sanz y Álvaro Ruilova. En plena crisis petrolífera con Argentina, bromea, Migoya ha metido tres dibujantes de allí: "De Argentina me encanta su tradición historietística y ahora que su industria no está muy bien es buen momento para importarlos". La ilustración de la portada y de la contraportada es obra de Alejandro Colucci. Además, en el interior aparecen diversas ilustraciones de otros artistas con las que, promete el autor, "van a alucinar los fans del terror". Entre ellos, Miguel Ángel Martín, Natacha Bustos, Diego Olmos, Berrocal, Pablo Marcos, Gabriel Luque...



Imprimir Enviar a un amigo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Meneame


publicidad

Esta semana en LETRAS
El adoquín azul - Francisco González Ledesma
La mujer loca - Juan José Millás
Los desengaños - Antonio Lucas
Canalejas. Un liberal reformista - Salvador Forner Muñoz
Libro de la semana
Novela
La fragilidad del neón - Juan Laborda Barceló
Ensayo
Biografía
Viajes
Le ParK - Bruce Bégout
Rara Avis
Juan de Mairena - Elige libro Antonio Muñoz Molina
publicidad

Macondo

Concurso de micropoemas conducido
por Joaquín Pérez Azaústre
y patrocinado por Ámbito Cultural

publicidad

publicidad

publicidad