publicidad
El Cultural
Sábado, 02 de agosto de 2014
El Cultural
  Búsqueda avanzada
Libros  

Ernesto Cardenal, pequeña antología

Publicamos algunos versos del Premio Reina Sofía de Poesía en los que habla sobre el amor, la tierra, la revolución...

ELCULTURAL.es | 03/05/2012 


El poeta Ernesto Cardenal. Foto: El Mundo

Epigramas

Te doy, Claudia, estos versos, porque tú eres su dueña.
Los he escrito sencillos para que tú los entiendas.
Son para ti solamente, pero si a ti no te interesan,
un día se divulgarán tal vez por toda Hispanoamérica
Y si al amor que los dictó, tú también lo desprecias,
otras soñarán con este amor que no fue para ellas.
Y tal vez verás, Claudia, que estos poemas,
(escritos para conquistarte a ti) despiertan
en otras parejas enamoradas que los lean
los besos que en ti no despertó el poeta.

Otra llegada

Fue en la semana después del triunfo.
Veníamos de Cuba
De la celebración del 26 de Julio.
Yo iba recordando el discurso de Fidel
Y aparece de pronto, azul sobre azul, el Momotombo
Libre por primera vez desde la época de los indios.
Los campos cuadriculados, de luces verdes,
Al amanecer.
El lago de Managua sonrosado en ese amanecer,
La pequeña Isla del Pájaro junto a Managua
(También era de Somoza)
Y me doy cuenta que se ve ahora más bello el país.
Y se lo digo a Dora María que va a mi lado
Mirando también extasiada la patria liberada
Este sueño que todos estamos viviendo
Y del que jamás despertaremos.
Antes esta belleza estaba como emborrachada...
Qué bello se ve ahora el país.
Qué hermosa ahora nuestra naturaleza sin Somoza.
Y la emoción de oir sobre el lago rosicler
A la azafata de Cubana de Aviación anunciar
Que vamos a aterrizar
En el Aeropuerto “Augusto César Sandino”.
El avión lleno de comandantes guerrilleros.
Y ahora el bajarse sin temor
(Y por cierto que no andábamos sin pasaporte)
Y llegar a migración, y llegar a Aduana,
Y que le digan a uno “compañero”.

Gethsemani, Ky

(Fragmento)
Ha venido la primavera con su olor a Nicaragua:
Un olor a tierra recién llovida, y un olor a calor,
A flores, a raíces desenterradas, y a hojas mojadas
(Y he oído el mugido de un ganado lejano...)
¿O es el olor del amor? Pero ese amor no es el tuyo.
Y amor a la patria fue el del dictador: el dictador
Gordo, con su traje sport y su sombrero tejano,
En el lujoso yate por los paisajes de tus sueños:
Él fue el que amó la tierra y la robó y la poseyó.
Y en su tierra amada está ahora el dictador embalsamado
Mientras que a ti Amor te ha llevado al destierro.

Salmo 1

Bienaventurado el hombre que no sigue las consignas del Partido
ni asiste a sus mítines
ni se sienta en la mesa con los gangsters
ni con los Generales en el Consejo de Guerra
Bienaventurado el hombre que no espía a su hermano
ni delata a su compañero de colegio
Bienaventurado el hombre que no lee los anuncios comerciales
ni escucha sus radios
ni cree en sus slogans
Será como un árbol plantado junto a una fuente.

Oración por Marilyn Monroe

Señor
recibe a esta muchacha conocida en toda la tierra con el
nombre de Marillyn Monroe
aunque ese no era su verdadero nombre
(pero Tú conoces su verdadero nombre, el de la huerfanita
violada a los 9 años
y la empleadita de tienda que a los 16 se había querido matar
y que ahora se presenta ante Ti sin ningún maquillaje
sin su Agente de Prensa
sin fotógrafos y sin firmar autógrafos
sola como un astronauta frente a la noche espacial.
Ella soñó cuando niña que estaba desnuda en una iglesia
(según cuenta el Time)
ante una multitud postrada, con las cabezas en el suelo
y tenía que caminar en puntillas para no pisar las cabezas.
Tú conoces nuestros sueños mejor que los psiquiatras.
Iglesia, casa, cueva, son la seguridad del seno materno
pero también algo más que eso
Las cabezas son los admiradores, es claro
(la masa de cabezas en la oscuridad bajo el chorro de luz).
Pero el templo no son los estudios de la 20th Century-Fox
que hicieron de Tu casa de oración una cueva de ladrones.



Imprimir Enviar a un amigo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Meneame


publicidad

Esta semana en LETRAS
Libro de la semana
La Real Academia Española. Vida e historia - Víctor García de la Concha
Novela
Anatomía de la memoria - Eduardo Ruiz Sosa
El genuino sabor - Mercedes Cebrián
Tú me acostumbraste - Silvia Grijalba
Los soles de Amalfi - Dasso Saldívar
Prosas
Charlas de nunca - José Luis Alvite
Poesía
José García Nieto. Poesía - José García Nieto.
Ensayo
La intocable - Eduardo Inda / Esteban Urreiztieta
Nobles y rebeldes - Jessica Mitford
publicidad

La playa: ganador

Concurso de micropoemas conducido
por Joaquín Pérez Azaústre
y patrocinado por Ámbito Cultural

publicidad

publicidad

publicidad

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y nuestros servicios al usuario. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.