publicidad
El Cultural
Miércoles, 23 de julio de 2014
El Cultural
  Búsqueda avanzada
Libros  

Clara Sánchez gana el premio Nadal 2010 con un 'thriller' psicológico

La autora de Últimos días del paraíso merece el galardón decano de nuestras Letras por Lo que esconde tu nombre

 | 06/01/2010 


La escritora Clara Sánchez. Foto: EFE

Alberto Ojeda (Barcelona)
La 66ª edición del Premio Nadal ya tiene dueño. O mejor dicho: dueña, porque la ganadora es Clara Sánchez (Guadalajara, 1955). La escritora se ha llevado el galardón decano de nuestras letras con la novela Lo que esconde tu nombre, en la que escarba en un hiriente capítulo de la historiografía contemporánea: la dolce vita que, décadas después haber infligido su herida a la humanidad, disfrutan algunos de los principales responsables del régimen nacionalsocialista acaudillado por Hitler.

En la obra laureada esta noche de Reyes los protagonistas son un matrimonio alemán, en su día vinculados a las SS, y que en la actualidad viven de incógnito en una acogedora localidad de la Costa del Sol andaluza, tras haber participado en la gestión del campo de exterminio de Mathausen, levantado por los nazis justo después de anexionarse Austria en 1938, y que se convirtió en uno de los más duros de la sanguinaria represión contra sus enemigos. Pero esa discreta clandestinidad está siendo celosamente escrutada por un superviviente del campo. Su retiro en las costas españolas está, pues, a punto de ser desenmascarado.

Su autora ha descrito el libro como "thriller psicológico", con la intención de ahondar en el estado de "degradación moral" de dos antiguos nazis, de casi 90 años, que viven plácidamente en su exilio malagueño "sin sentir remordimientos por su pasado". Sánchez reivindica así otra parcela de "la memoria histórica" española, para denunciar a "esos monstruos que abusan de los demás y consiguen vivir sin que se les haga pagar por sus crímenes", y que fueron acogidos durante el franquismo, y a quien nadie pidió cuentas con la llegada de la democracia. "Es indignante que nunca les hayamos perseguido".

Clara Sánchez, licenciada en Filología Hispánica por la Univesidad Complutense de Madrid, sucede en el honor de inscribir en su currículo literario el Nadal a Maruja Torres, que en la pasada edición venció con su novela Esperadme en el cielo, en la que retrataba los sueños de los barceloneses de su generación y glosaba su amistad con dos emblemas de la literatura catalana: Terenci Moix y Manuel Vázquez Montalbán. De este libro la editorial ha vendido 60.000 ejemplares, una cifra muy considerable si se tiene en cuenta las dificultades del sector editorial en este último año.

Sanchéz no compartirá su alegría de estos días con un finalista, porque esta categoría ha sido suprimida este año por la editorial Destino, organizadora del premio. Emili Rosales, su director editorial, argumenta que esta decisión tiene como finalidad "focalizar todo el empuje y el prestigio del Nadal en un solo título". Además, advierte que esta ausencia "queda cubierta por la reciente creación del Premio Francisco Casavella", cuyo "objetivo prioritario es descubrir nuevas voces de nuestra narrativa".

No es el primer premio de importancia que conquista Clara Sánchez. En el 2000 su novela Últimas noticias del paraíso, en la que desgrana las dificultades de un adolescente para adaptarse a la vida adulta, se alzó con el Alfaguara de novela. Su debut en nuestro panorama literario lo hizo con Piedras preciosas, en 1989. Luego vendrían No es distinta la noche, El palacio varado y El misterio de todos los días. Su último trabajo, Presentimientos, data de 2008. "Todas mis novelas están centradas en el presente, porque es lo que no entiendo, lo que se me escapa, y escribiendo sobre él consigo retenerlo, y poder así atraparlo", explicó la autora sobre su trayectoria literaria.

Egosurfing, Premio Josep Pla
Por su parte, la mallorquina Llúcia Ramis, colaboradora de El Mundo en Barcelona, ha ganado la 42ª edición del Josep Pla. Su novela, titulada Egosurfing, disecciona las nuevas formas que han adoptado las relaciones sociales a través de la nueva tecnologías, en concreto de las redes sociales como Facebook, que, en su opinión, han terminado por hacer "imposible la diferenciación entre nuestra vida real y la virtual".

La ceremonia del galardón ha vuelto a celebrarse este año en el Hotel Palace de Barcelona (antiguo Ritz), tras no poderse hacer en este clásico emplazamiento en la edición pasada, ya que lo imposibilitó las obras a las que estaba sometiéndose el edificio. “Ha sido como volver a casa”, afirma Rosales. No en vano, el galardón se otorga en este hotel desde hace más de medio siglo. En este tiempo, el Nadal ha ido a parar a figuras tan ilustres de la literatura española como Delibes, Sáncheza Ferlosio, Martín Gaite...

El jurado del premio Nadal ha estado compuesto en esta ocasión por Germán Gullón, Lorenzo Silva, Andrés Trapiello, Ángela Vallvey y el propio Emili Rosales. Un total de 261 novelas han aspirado a meterse el Nadal en el bolsillo, de entre las cuales ha sobresalido de manera especial las adscritas al género negro. Pero sólo una lo ha conseguido. Ya la conocen: Lo que esconde tu nombre, de Clara Sánchez.



Imprimir Enviar a un amigo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Meneame


publicidad

Esta semana en LETRAS
¿Qué hay detrás de la nueva política? - Ideas y referentes intelectuales en los nuevos movimientos europeos
Libro de la semana
Novela
Isla Nada - Víctor Álamo de la Rosa
Relatos
La niña gorda - Mercedes Abad
Poesía
Ceremonia animal - Rocío Álvarez Albizuri
La víspera - Rodrigo Olay
Ensayo
Al otro lado del muro. La RDA en sus escritores - VV.AA. Edición y traducción de Ibon Zubiaur
Ciudades de cine - Francisco García Gómez, Gonzalo M. Pavés (cords)
Biografía
publicidad

Familia

Concurso de micropoemas conducido
por Joaquín Pérez Azaústre
y patrocinado por Ámbito Cultural

publicidad

publicidad

publicidad

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y nuestros servicios al usuario. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.