publicidad
El Cultural
Martes, 02 de septiembre de 2014
El Cultural
  Búsqueda avanzada
Musica  

¿Día Internacional del Jazz? Sí, gracias, pero más

La comunidad jazzística de nuestro país se muestra escéptica ante esta nueva fecha conmemorativa

PABLO SANZ | 29/04/2012 


Herbie Hancock es el artífice de esta conmemoración

La UNESCO declara el 30 de abril como fecha conmemorativa de esta música mayor del Siglo XX. La iniciativa es acogida por los profesionales españoles entre el pesimismo y el escepticismo.


Un mal día lo puede tener cualquiera, ya sabe, y si se trata de un músico de jazz… pues es probable que tenga bastantes, demasiados. Ahora la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) ha decidido que el 30 de abril sea declarado “Día Internacional del Jazz”, en una clara operación mercadotécnica que persigue -imaginamos y deseamos- mucho más que una palmadita en las espaldas de los miembros de esta gran familia musical.

Así pues, el jazz ha entrado en el almanaque de nuestras vidas con la misma categoría que causas nobles como la lucha contra el cáncer o que reivindicaciones más frívolas como el uso de la bicicleta. La iniciativa ha sido aprobada a petición de un grande del género, el pianista norteamericano Herbie Hancock, y en su primera convocatoria estará secundada institucionalmente por 195 países. Estados Unidos será el principal altavoz de esta nueva efeméride, contando con el respaldo de una de las entidades jazzísticas de mayor prestigio, el Thelonious Monk Institute of Jazz.

No obstante, y para darle visibilidad y trascendencia europeas, los impulsores del “Día Internacional del Jazz” organizaron un maratón jazzístico en la sede parisina de la Unesco tres días antes, el 27 de abril, donde se realizaron programas educativos y una suerte de “noche en blanco” jazzística con la participación de artistas de la talla de Marcus Miller, Dee Dee Bridgewater, Hugh Masekela, Barbara Hendricks o el propio Herbie Hancock.

Los países que se sumarán a la celebración el mismo día 30 de abril van desde los mencionados Estados Unidos y Francia a Cuba Marruecos, Brasil, Rusia, Argelia o Portugal. En España no ha trascendido ninguna acción conmemorativita oficial por parte del Gobierno, aunque a última hora, de manera local e individual, estén trascendiendo actividades y conciertos en ciudades como Palma de Mallorca.

Escepticismo entre el jazz español

La acogida entre la gran familia del jazz español está teniendo reacciones dispares y contrapuestas. Así, el contrabajista Baldo Martínez, uno de los más sólidos puntales del género en nuestro país, reflexionaba de este modo en una red social al conocer la noticia: “¿Y para celebrar, qué? ¿Que otro festival, como el del San Juan Evangelista se ha ido al garete?¿O por qué no celebramos que la totalidad de los músicos que integran el Festival de la capital de España vayan a taquilla (y no es el único)? ¿O que cierran clubes con cualquier disculpa 'legal' e incluso condenando a años de cárcel a su propietario, como El Secadero en Granada? Más bien lo que habría que hacer antes de celebrar algo es denunciar el estado de la cultura y del jazz”. Tal es la convicción del músico gallego sobre este asunto que el 30 de abril actuará, a las doce del mediodía en la plaza de España de Madrid, junto al Zas! Trío, en una suerte de concierto-denuncia, a lo 15-M.

Sin llegar a tal grado de pesimismo -o realismo, según se mire- del contrabajista gallego, Germán Pérez, gerente de la madrileña y veterana Sala Clamores recibe la noticia con un agrado neutral: “Todo lo que se haga para promocionar cualquier disciplina artística debe acogerse con los brazos abiertos. Eso sí, debieran activarse otras ayudas por parte de los Gobiernos”. Semejante posicionamiento manifiesta Alejandro Reyes, presidente del Club de Música y Jazz San Juan Evangelista, institución premiada el año pasado con la Medalla de Oro al Mérito Artístico, para el que estas iniciativas debieran “abrir las puertas a nuestra percepción y nuestras inquietudes para tomar conciencia de la realidad de esta música, de sus virtudes y sus problemas”.

Frente a ambas posturas, una tercera reacción, la del escepticismo, se impone en este análisis, ya que la secundan la mayoría de los encuestados. Así, Alex Sánchez, jefe de la división de jazz de Universal, cree que aunque toda difusión es buena “este tipo de 'días internacionales' no sirven de gran cosa, excepto para aquellas causas más sociales o relacionadas con la salud. Espero equivocarme, pero en este sentido soy escéptico hasta que se demuestre lo contrario”.

El músico y cantante Pedro Ruy Blas, uno de los patriarcas de la modernidad del jazz español, coincide con la apreciación del responsable discográfico: “Simbólicamente este día vendría a reconocer al jazz como un patrimonio musical y cultural de la Humanidad, pero no estoy muy seguro de que eso vaya a influir notoriamente en la mejora de las condiciones de los músicos de jazz”. Pachi Tapiz, director de Tomajazz, la página web de referencia en el jazz patrio, subraya: “Es un buen reconocimiento al jazz, algo más que merecido. Da un poco de vergüenza, aunque alguna cosa parece que se va a hacer, que nuestro país presuma de tener una gran cantidad de festivales de jazz y que sin embargo no se vayan a organizar ningún tipo de evento para celebrar este día”.

Finalmente, Miguel Martín, director del prestigioso festival Heineken Jazzaldia de San Sebastián, se muestra más categórico al respecto: “No creo que tenga ninguna repercusión a corto plazo. Y como muestra, tomemos como ejemplo lo que nos está costando enterarnos de que el 21 de junio es el 'Día de la Música'. Al mundo del jazz le ayudaría más la mejora y la generalización de la educación musical, como hacen algunos de nuestros convecinos”.

Así pues, Día Internacional del Jazz ¿sí o no? Queda claro, sí pero... más y mejor.


El otro día a día del jazz

“Hola, me llamo Roswell Rudd, tengo 76 años y soy trombonista, compositor y arreglista. Quiero grabar un disco de standard, Trombone for Lovers, y necesito 20.000 dólares”. La llamada de auxilio de este afamado jazzista, ilustre colaborador de popes como Archie Sehepp, Cecil Taylor o Steve Lacy último premiado de la prestigiosa revista Downbeat en la categoría “Trombonista del año”, sorprendía estos días a propios y extraños a través de las redes sociales. Su petición de ayuda económica vía financiación voluntaria y colectiva (crowdfounding) coincidía con la nueva efeméride declarada por la UNESCO, plasmando la otra realidad del jazz. La iniciativa de Rudd se hace cada día, desgraciadamente, más habitual. Es el otro día a día del jazz. P.S.

Imprimir Enviar a un amigo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Meneame


publicidad

Esta semana en MUSICA
Juan Diego Flórez - “No me considero el sucesor de Pavarotti”
Flacos favores - Por Gonzalo Alonso
José Cura será Sansón - El Festival Internacional de Santander acoge un cartel lleno de grandes nombres
Los palos vuelven a Las Minas - Cante y danza se mezclan en su Festival Internacional
Miscelánea
Barenboim y La Walkiria, en Madrid - Interpreta a Wagner con la orquesta West-Eastern Diwan en la Plaza Mayor
Discos
DvorÁk - Concertos
RY Cooder - I, Flathead
Meldelssohn - Obras para piano
publicidad

El apocalipsis

El concurso de microrrelatos conducido
por Juan Aparicio Belmonte
y patrocinado por Ámbito Cultural

publicidad

publicidad

publicidad

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y nuestros servicios al usuario. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.