publicidad
El Cultural
Lunes, 22 de diciembre de 2014 | Actualización continua
El Cultural
  Búsqueda avanzada
Buenos días  

Inma Shara

"La música trasciende cualquier cuestión de género, racial o política"

La directora ofrece hoy un concierto en el Hotel Auditórium de Madrid, a beneficio de la Fundación Padre Arrupe


 | 15/10/2009 | 


Inma Shara

Benjamín G. Rosado
Tiene más de femme fatale que de dulce damisela. Hasta se da un aire a Daryl Hannah, si bien no es fácil encontrar en el imaginario cinematográfico referentes que la definan con rigor, pues especies como la suya -apenas una docena de directoras en todo el mundo- han estado siempre en peligro de extinción. Tras el éxito del pasado año, Inma Shara (Álava, 1972) vuelve a ponerse al frente de la Orquesta Sinfónica de Madrid para levantar un recital de bandas sonoras a beneficio de la Fundación Padre Arrupe en El Salvador.

P.- Después de todos estos años en el podio, ¿puede decir que ha llegado adonde está gracias o pesar de su condición de mujer?
R.- Ni una cosa ni la otra. Y he de ser rotunda en esta cuestión, porque si estoy donde estoy ha sido porque amo la música. Y seguiré aquí siempre que el público me lo permita. Creo que la música trasciende cualquier cuestión de género, racial o política y que se proyecta desde el interior de uno mismo, desde las esencias, como un lenguaje universal.

P.- ¿No se requiere entonces un plus de testosterona para dirigir a las grandes filarmónicas?
R.-En absoluto. Lo que se necesita es pasión, compromiso y responsabilidad. La masculinidad no es un requisito para subirte a un podio. Sí lo es la intensidad, el deseo de ser transmisor de sentimientos.

P.-Dicen que es usted todo temperamento... ¿Qué es lo más cavernícola con lo que se ha topado en una orquesta?
R.-Pocas situaciones desagradables, a decir verdad. Al final, todo discurre con total normalidad.

P.-Ahora viene en son de paz para un concierto benéfico de la Fundación Padre Arrupe. ¿Está la crisis como para donaciones?
R.-Las donaciones, o cualquier forma de solidaridad o ayuda al prójimo, no se deben enmarcar nunca en un contexto de crisis. Estos puentes que puede generar la música remiten a su propia esencia comunicativa, de interacción con los demás, más allá de las fronteras.

P.-Interpretarán bandas sonoras de los mejores títulos de la historia de cine. ¿Cuál es el suyo?
R.-De los que se van a escuchar, me quedo con La vida es bella. De la magistral historia de Benigni se desprende un sentimiento increíblemente optimista que nos habla de la necesidad de soñar, de evadirnos de la realidad. Es una lección ética que nos enseña que en esta vida la actitud es mucho más importante que la aptitud.

P.-Se han vendido ya las 2.200 localidades del Hotel Auditórium. ¿Por qué convoca a más gente este tipo de propuestas que los Gruppen de Stockhausen?
R.-No lo podría decir. Aunque lo cierto es que el marco de este concierto es de lo más atractivo. No sólo porque el cine sirva de reclamo a un público previsiblemente más joven, aunque hay películas de todas las épocas. También por la presencia de la Orquesta Sinfónica de Madrid. Todo un lujo.

P.-Puestos a elegir, ¿se queda con el público erudito o el aficionado ocasional?
R.-Prefiero no prescindir de ninguno. Ambos alimentan la vida musical. Y, además, no son tan contradictorios como se piensa.




Imprimir Enviar a un amigo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Meneame

Últimos

Ver todos

publicidad

La ciudad y los perros

El concurso de microrrelatos conducido
por Juan Aparicio Belmonte
y patrocinado por Ámbito Cultural

publicidad

publicidad

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y nuestros servicios al usuario. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.