publicidad
El Cultural
Domingo, 21 de diciembre de 2014 | Actualización continua
El Cultural
  Búsqueda avanzada
Arte  Arquitectura

John Pawson puro minimalismo

IVAM. Guillem de Castro, 118. Valencia. Hasta el 1 de septiembre

John Pawson (Halifax, Inglaterra,1949) se educó en Eton y trabajó en la fábrica textil de su familia en Yorkshire antes de trasladarse a Japón, donde ejerció de profesor y visitó el estudio del diseñador Shiro Kuramata. De vuelta en Inglaterra, se estableció como arquitecto en 1981. El particular enfoque arquitectónico de Pawson queda patente en obras como el apartamento compacto de Bruce Chatwin, la tienda de Calvin Klein en Manhattan o el aeropuerto de Cathay Pacific en Hong Kong. Entre sus encargos actuales se encuentran un monasterio cisterciense en la República Checa y un nuevo proyecto para Calvin Klein.


ANTÓN GARCíA-ABRIL | 10/07/2002 |  Edición impresa


Zonas de trabajo en el aeropuerto de Hong Kong

La arquitectura contemporánea está abriéndose hueco en los museos nacionales. El IVAM presenta a John Pawson en una muestra global de la obra del arquitecto británico que exhibe maquetas, dibujos y fotografías de edificios, así como su producción de muebles y de diversos objetos diseñados para acompañar el modelo de hábitat que Pawson defiende. Reconoce influencias de la arquitectura cisterciense, ya que creció en la abadía de Yorkshire. Su formación tradicional inglesa se enfrenta a los cuatro años que vivió en Japón, influenciado por la arquitectura de Shiro Kuramata, que alimentó su interés por la simplicidad extrema -últimamente denominada minimalismo-, ambiguo movimiento o término en lo arquitectónico que Pawson defiende e ilustra en su magnífico ensayo visual Minimum mediante múltiples referencias a espacios, objetos y condiciones de la naturaleza.

De las construcciones de Stonehenge hasta la casa Farnsworth de Mies van der Rohe, y estirando la historia hasta los detalles de su propia obra, la sensibilidad por la esencia de las cosas y el ideal de simplicidad ha sido compartido por múltiples culturas. El análisis distingue los temas con repercusión espacial en la arquitectura y se dividen en masa, luz, estructura, paisaje, orden, contención, repetición, volumen, esencia y expresión. Todas las fotografías de gran belleza enfatizan los aspectos visuales y escenográficos que Pawson incorpora a su arquitectura. Su primera obra difundida internacionalmente fue una casa en Mallorca, recinto amurallado que evoca la arquitectura de Barragán, e inmediatamente salta a las publicaciones con sus diseños de tiendas que culminan con la construcción del edificio de Calvin Klein en Seúl y las grandes tiendas en Nueva York y Tokyo para la misma compañía. La exposición muestra proyectos en curso de edificios de nueva planta como el Market museum en Bury o la sede de Vacheron Constantin en Ginebra. Estos edificios se enfrentan al paisaje y a entornos urbanos al igual que en los proyectos de viviendas unifamiliares que está desarrollando. Utiliza su propia vivienda a modo de laboratorio para estudiar y presentar mobiliario y recursos que luego aplica en obras públicas, como la gran encimera lineal que invade el jardín de su casa, motivo que ordena la intervención en la cafetería del aeropuerto de Chek Lap Kok en Hong Kong.

La desnudez de su obra, forzada y provocada, pertenece más a lo visual que a lo arquitectónico. Es elegante y seductora, gélida y teatral, admite un orden manifiesto de gran simplicidad que se desvanece con un simple movimiento de alguno de los objetos y requiere una mirada dirigida y vectorial del espacio. Buen diseñador, sus objetos tienen la capacidad de expresar sus ideas, y sus diseños se construyen con importantes firmas de mobiliario. Cuenta Pawson con un extenso catálogo de sutiles soluciones de pilas, bañeras, griferías, picaportes, jarrones y bandejas, todos de gran belleza y practicidad. Su arquitectura se basa en sensaciones, placeres visuales que se destilan de amplias perspectivas, solidez a partir de una paleta reducida de recursos constructivos, que aplica sistemática y rigurosamente, y de un lenguaje clásico y depurado. Minimalismo puro y duro. Sin más. Ni menos.




Imprimir Enviar a un amigo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Meneame



publicidad

Esta semana en ARTE
Exposiciones
La vuelta a España de don Ricardo Ford - Richard Ford. Viajes por España (1830-1833)
Jerónimo Elespe, esa pintura privada - Jerónimo Elespe. Lost Grey Machines
Arquitectura
#FollowFriday

El Yo: Finalistas

El concurso de microrrelatos conducido
por Juan Aparicio Belmonte
y patrocinado por Ámbito Cultural

publicidad

publicidad

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y nuestros servicios al usuario. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.