publicidad
El Cultural
Sábado, 01 de noviembre de 2014 | Actualización continua
El Cultural
  Búsqueda avanzada
Arte  

Nuevo relieve de Mérida

El martes 25 se inaugura el nuevo Palacio de Congresos

Enrique Sobejano (Madrid, 1957) y Fuensanta Nieto (Madrid, 1957) son profesores de proyectos de la ETSAM y de la Universidad Europea ESAYA, respectivamente, siendo profesores invitados en la Universidad de Navarra y en la University of Arizona en Tucson (USA). Desde 1986 a 1991 fueron directores de la revista ARQUITECTURA, editada por el COAM. Su estudio ha ganado numerosos concursos entre los que destaca el European 4 con 174 viviendas en Sevilla, concluido en 2002


ANTÓN GARCíA-ABRIL | 20/05/2004 |  Edición impresa


Vista del nuevo auditorio de Mérida

Mérida se adhiere a la piel de su nuevo Palacio de Congresos y Exposiciones, en lo que es una nueva conciliación entre arquitectura y escultura. El proyecto, ganado por concurso en 1999 por los arquitectos Fuensanta Nieto y Enrique Sobejano, con la colaboración de la artista Esther Pizarro, se inaugurará el próximo día 25 de mayo, sumándose a la ya notable presencia de arquitectura contemporánea de calidad en la ciudad y añadiendo una dotación capaz de compatibilizar los usos de auditorio, teatro, palacio de congresos y sala de exposiciones.

Enfrentado a la visión de la ciudad, el edificio se sitúa en la ribera contraria al núcleo urbano principal. Se enlaza con la ciudad mediante un alargado tapiz que alternará pavimentos con áreas ajardinadas, prolongando las líneas del edificio para terminar en la plaza donde se entrega el puente de Calatrava.

Dos salas, de diferentes dimensiones, se dan la espalda y comparten una plataforma de acceso que está en continuidad con los respectivos vestíbulos. El espacio residual interior entre auditorios es donde se acomodan las salas, siempre polivalentes, de exposiciones, iluminadas por unas pequeñas incisiones en fachada que rompen la traza y ritmo del bajorrelieve del casco histórico de la ciudad de Mérida.

En el edificio, los conciertos, conferencias, oyentes, ponentes y músicos comparten “asiento”: un podio que quiere salir a escena pero que pierde su libertad al someterse a la unidad material impresa literalmente en la totalidad del edificio. Es un belvedere entre auditorios y el espacio de mayor intensidad. Es aquí donde confluyen la totalidad de las intenciones. Es un espacio urbano que se rodea del rumor del casco histórico impreso, se regala a la ciudad y se proyecta hacia Mérida, mostrándonos una vista panorámica. Desde este punto el edificio es uno, definiendo un espacio tenso que ofrece su visión y entendimiento de la ciudad, enmarcada por los volúmenes horadados para provocar los accesos a las salas.

La unidad buscada por sus autores como concepción global de la pieza da lugar a cierta ambigöedad, que de nuevo añade una interesante reflexión urbana y que obedece a la diferente lectura volumétrica del edificio según dé cara o espalda a la ciudad. Cuando la ciudad observa el edificio desde la lejanía de la otra ribera se percibe una operación unitaria, clara y precisa; Sin embargo, en el choque con el espacio urbano que se encuentra tras de sí, el edificio aparece mostrando dos elementos que se ligan de forma cuantitativa (escala, proporción, material),. El alzado enfrentado al Guadiana parece definir con claridad una operación general de vaciado, aplicada a un supuesto volumen unitario primario y con objeto de provocar la materialización de un espacio tenso entre masas. Sin embargo, en su parte trasera, dadas las diferentes dimensiones en planta de las salas, se provoca la división del edificio y su entendimiento como dos volúmenes enfrentados, dialogantes, por dimensiones, proximidad y sobre todo por la continuidad, sólo visual, del material común que los cubre: Mérida.




Imprimir Enviar a un amigo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Meneame



publicidad

Esta semana en ARTE
Exposiciones
Lo experimental, en síntesis - Escritura experimental en España, 1963-1983
Drones, el terror de lo invisible - Dornes, vigilancia de masas y guerras invisibles
Juanli Carrión, fabular el paisaje - Onstage: Monuments of Melancholy
#FollowFriday
publicidad

La exactitud: Finalistas

El concurso de microrrelatos conducido
por Juan Aparicio Belmonte
y patrocinado por Ámbito Cultural

publicidad

publicidad

publicidad

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y nuestros servicios al usuario. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.