publicidad
El Cultural
Lunes, 22 de septiembre de 2014
El Cultural
  Búsqueda avanzada
Ciencia  

¿Qué es el ántrax?

MIGUEL VICENTE | 17/10/2001 |  Edición impresa


El ántrax es una enfermedad, de declaración obligada en España, causada por una bacteria a la que los científicos bautizaron con el nombre de Bacillus anthracis. La bacteria es un bacilo, es decir que su forma es como un pequeño cilindro alargado, por supuesto invisible a simple vista ya que se trata de un microbio que necesita el aumento de un buen microscopio para poderse ver. A Bacillus anthracis se la clasifica como Gram-positiva y es capaz de producir esporas. Estas propiedades no son una mera curiosidad, sino que le confieren unas propiedades biológicas muy importantes. El producir esporas le sirve para sobrevivir durante largo tiempo en condiciones adversas. Si una bacteria es Gram-positiva o Gram-negativa se puede distinguir al microscopio mediante un procedimiento de tinción. Ser Gram-positiva quiere decir que su cubierta está formada por una membrana única frente a las dos membranas que tienen las bacterias Gram-negativas. En general las Gram-positivas son más sensibles a los antibióticos que afectan a la cubierta celular.

El ántrax, sobre todo el carbunco, su variedad cutánea, es una enfermedad conocida que ha afectado en especial a quienes estaban en contacto con ganado o productos derivados de la lana. Es raro que el carbunco sea mortal si es tratado con antibióticos. Hoy día existen vacunas para evitar el ántrax. Los casos más graves de ántrax son aquellos en los que las esporas infectan las vías respiratorias. El ántrax pulmonar tiene al principio los mismos síntomas que la gripe, pero el enfermo en vez de mejorar empeora por las toxinas que produce el bacilo al reproducirse dentro de los ganglios linfáticos. Si se sospecha que la enfermedad pueda ser ántrax se recomienda la administración de antibióticos por vía intravenosa. El ántrax pulmonar no es contagioso. ¿Puede entonces un malhechor producir ántrax? Es casi imposible. Manejar el Bacillus anthracis, incluso en pequeñas cantidades, es peligroso, su manipulación necesita un laboratorio muy bien instalado y con medidas de protección elevadas. Es más, si consiguiese producirlo en cantidades suficientes para sembrar el terror, aún tendría muchos problemas técnicos para esparcirlo de forma que fuese una amenaza masiva.





Imprimir Enviar a un amigo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Meneame



publicidad
publicidad

El colegio

El concurso de microrrelatos conducido
por Juan Aparicio Belmonte
y patrocinado por Ámbito Cultural

publicidad

publicidad

publicidad

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y nuestros servicios al usuario. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.