publicidad
El Cultural
Viernes, 19 de diciembre de 2014 | Actualización continua
El Cultural
  Búsqueda avanzada
Escenarios  Última palabra

Vinicio Capossela

"El amor es la más noble forma de tortura"

Marinero en tierra de la Italia sureña, aunque trasterrado al norte pudiente, Capossela es uno de los músicos más queridos en su país. Ahora presenta en España su último disco, Marineros, profetas y ballenas, con un concierto en el Festival de Otoño (este domingo) y otro en Barcelona (el martes). 19 canciones empapadas en literatura marítima, desde la 'Odisea' hasta 'Lord Jim' y 'Moby Dick'. Además, el próximo sábado presenta su incursión en el folclore griego en La Mar de Músicas.


ALBERTO OJEDA | 18/05/2012 |  Edición impresa


Vinicio Caposella, por Gusi Bejer

Pregunta: Los críticos italianos hablan de un álbum “titánico, gigantesco e inaferrable”. ¿Como un océano en el que se puede naufragar?
Respuesta: Es muy probable, porque un naufragio es perder la ruta de la actualidad y entrar en el territorio sin límites de lo eterno. Y es a ese espacio a donde quiero llevar a quien lo escuche.

P: ¿Y usted también lo compuso en estado de naufragio?
R: Bueno, en cierto modo. Ha sido una reacción contra un estado de embrutecimiento generalizado que vivía Italia. Mi gesto de rebeldía ha consistido en replegarme en algunas lecturas cruciales.

P: Ah, por eso le ha salido un disco tan literario.
R: Casi todas las canciones parten de la literatura, sí. De autores clásicos como Homero y Dante, y de más recientes como Melville, Céline, Conrad... Tipos de tradiciones y épocas muy dispares pero con obras conectadas por la mitología y arquetipos intemporales.

P: También le ha salido muy operístico...
R: Tanto que mi discográfica de 20 años no se creía que fuese un disco mío.

P: ¿Le ofendió?
R: No, porque me ha servido para iniciar una aventura personal muy similar a la de botar un barco con uno pocos tripulantes amigos y navegar hacia tierra desconocida. Los coros operísticos, que 16 personas griten al unísono “¡Nostos, nostos, nostos!”, era necesario para darle el tono épico y emocional que quería.

P: Italia tiene dos tradiciones musicales muy potentes, la culta (sobre todo la ópera) y la popular (folclore). ¿Eso es un dilema en la carrera de cualquier músico de allí?
R: No lo es tanto. La frontera no es tan clara como parece si se profundiza un poco. La ópera nace de géneros populares. Rossini era, por ejemplo, uno de los músicos más populares del XIX.

P: ¿Ha matado ya a sus padres musicales: Tom Waits y Celentano?
R: No creo que deba matarlos, pero sí sentí que debía dejar de escucharlos. Sólo así podía escuchar mi propia voz. Siempre estarán conmigo. Waits es una enciclopedia de la mitología norteamericana. Y Celentano es la juventud de mi padre y, por tanto, mi infancia, ¡nada menos!

P: Aunque el artista que más le marcó en su juventud no es un músico, sino un pintor: Modigliani, ¿no?
R: Él ha encarnado como nadie la bohemia: una vida entregada al arte y sin dinero en el bolsillo. Es un héroe trágico y romántico, por su historia de amor desesperada con Jeanne Hébuterne y porque en mitad de gigantes de la pintura construyó su propio camino. Basta ver un trazo suyo para identificarlo.

P: Y con Ulises parece tener también una buena sintonía...
R: Soy un aedo como él , alguien que narra sus aventuras para encandilar a Alcínoo y procurarse así la barca con la que volver a casa.

P: A Ítaca. ¿Es el pueblo de Irpinia su Ítaca?
R: Pues creo que sí. No me he criado allí pero es la tierra de mis padres. Allí debo volver.

P: Irpinia está en el interior de Campania. ¿A qué mar se siente más ligado, al Adriático o al Mediterráneo?
R: El mar de Irpinia son sus campos de grano. Queda más cerca del Tirreno, pero se llega antes a la costa adriática. Allí comienza la aventura. Irpinia, más que al sur, me vincula a Oriente.

P: En el disco asocia el destino al mar, en cada canción…
R: Porque el mar es algo mucho más grande que nosotros, que nos traga con indiferencia, como el tiempo. Y en el mar los itinerarios nunca han estado tan precisamente delimitados como en tierra. Había que orientarse con los astros y eso provocaba una tremenda incertidumbre, como la que tenemos frente a nuestro propio destino.

P: ¿Y las ballenas son los mercados que se tragan países?
R: La ballena más peligrosa es el capital, que se mueve descontrolado, sin que las personas e instituciones que lo han diseñado y lo sostienen puedan ya dominarlo. Para mí, el verdadero Leviatán de Hoobes no es ya el Estado sino el capital.

P: Y la pregunta más importante de todas: ¿Che coss'è l'amor?
R: La más noble forma de tortura.


Vinicio Capossela: Vídeo oficial de Pryntyl




Imprimir Enviar a un amigo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Meneame



publicidad

Esta semana en ESCENARIOS

El Yo: Finalistas

El concurso de microrrelatos conducido
por Juan Aparicio Belmonte
y patrocinado por Ámbito Cultural

publicidad

publicidad

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y nuestros servicios al usuario. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.