publicidad
El Cultural
Sábado, 20 de diciembre de 2014 | Actualización continua
El Cultural
  Búsqueda avanzada
Libros  Novela

El mal de la piedra

Francisco Merino

Algaida. Sevilla, 1999. 270 páginas, 2.700 pesetas

CARE SANTOS | 09/01/2000 |  Edición impresa


A menudo se subraya que una buena historia es lo primero que precisa el novelista para abordar la escritura de una novela. Una buena y sugerente historia tenía Francisco Merino Morales (Madrid, 1963) cuando se sentó a escribir El mal de la piedra, su primera novela después de algunos escarceos con los relatos breves. Sugerente y ambiciosa: la construcción de la basílica de San Pedro de Roma vertebra la trama argumental, en torno a la cual se tejen las muchas intrigas que aliñan la novela, engarzadas a sus muchos personajes. No faltan -no debían, no podían faltar- linajes tan dados a las intrigas, y tan explotados en literatura como los Borgia o los Médici, que en este caso son meras comparsas de la acción principal.

El protagonista -nada evidente, por cierto- es Gianni, un artista en ciernes que ve cómo la ambición, el afán de poder y notoriedad a menudo retuercen los caminos del arte. En cierto modo, la experiencia que adquiere este personaje a lo largo de la historia la convierte en una novela de aprendizaje. “Hay una muerte peor que esa de la que habláis, y es el olvido. […] Sólo existimos en la mente de los demás”, son palabras que, en boca de Donato Bramante, sirven para resumir el aprendizaje al que llega Gianni al final de la historia. Pero también es una novela histórica de gran ambición -un poco emparentada con Memorial del convento, de Saramago, eso sí- no sólo por la anécdota, también por la textura de los personajes y hasta por la atmósfera. Aunque si de algo peca Merino es de cierta negligencia a la hora de trazar personajes convincentes, que esquiven los esquemas y resulten naturales en los diálogos. Y, por último, tampoco es descabellado evocar a la picaresca en vista de las peripecias de Gianni. Seguramente las buenas novelas sean muchas cosas a un tiempo. Tesis, recreación, homenaje, y reflexión. De todo eso hay en El mal de la piedra.




Imprimir Enviar a un amigo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Meneame



publicidad

Esta semana en LETRAS
El arte de la palabra - Clásicos ejemplares, de Drácula a Stendhal, de Velázquez a Blake
Oeuvres de Spinoza - Elige libro Fernando Savater
Libro de la semana
Ensayos - Michel de Montaigne
Novela
La oscuridad - Ignacio Ferrando
Como la sombra que se va - Antonio Muñoz Molina
Relatos
Contratiempos - Pilar Tena
Poesía
Pornografía para insectos - José María Parreño
Ensayo
Valente vital (Galicia, Saboya, París) - Claudio Rodríguez Fer, Tera Blanco y María Lopo
Ser amigo mío es funesto - Joseph Roth & Stefan Zweig. Correspondencia (1927-38)

El Yo: Finalistas

El concurso de microrrelatos conducido
por Juan Aparicio Belmonte
y patrocinado por Ámbito Cultural

publicidad

publicidad

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y nuestros servicios al usuario. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.