publicidad
El Cultural
Jueves, 18 de septiembre de 2014
El Cultural
  Búsqueda avanzada
Libros  Ensayo

El nacionalismo lingöístico. Una ideología destructiva

J. C. Moreno Cabrera

Península. Barcelona, 2008. 223 páginas, 18 euros

PILAR GARCÍA MOUTON | 10/04/2008 |  Edición impresa


Manuel Nevot, el empresario barcelonés que fue multado por rotular en castellano. Foto: Archivo

El libro que reseñamos es un libro apasionado. Su autor, Juan Carlos Moreno Cabrera, lo define como “una crítica de la ideología del nacionalismo lingöístico” y lo califica de “comprometido y, a veces, muy duro”. Advierte de que su discurso es, como aquellos contra los que argumenta, “también ideológico o está fundamentado ideológicamente, no pretende ser absolutamente objetivo”.

Asumido lo anterior, el lector se adentra en un razonamiento estructurado sobre una larga serie de citas. El primer capítulo, “Lengua y nación”, explica, a partir de un texto de Saussure, cuál es el funcionamiento natural de las lenguas y hasta qué punto actúan sobre él factores culturales, políticos y económicos. Desde ahí señala cómo la ideología nacionalista intenta confundir los factores extralingöísticos con los realmente lingöísticos para dar una apariencia natural a lo que sería resultado de actuaciones externas. Denuncia el recurso histórico al darwinismo lingöístico, según el cual las lenguas llamadas a sobrevivir son las más fuertes, las más adecuadas a las necesidades de los hablantes, y apoya la teoría de Ritt de las lenguas como “sistemas adaptativos complejos”. Cierra este primer capítulo, el más teórico, una revisión de los procesos que se dan en el contacto entre variedades lingöísticas y de hasta qué punto detrás de términos especializados “lengua, dialecto, lengua estándar, etc.” hay una construcción ideológica que utiliza las lenguas vernáculas como instrumentos para la centralización administrativa.

La idea de que muchos lingöistas proyectan sus ideas nacionalistas sobre su propia concepción de las lenguas, y así justifican la imposición de la lengua estándar sobre otras como un proceso natural, recorre los restantes capítulos. Moreno Cabrera dialoga con citas de Menéndez Pidal para ejemplificar su defensa de una superioridad intrínseca del castellano/español como lengua nacional, con lo que supone de discriminación para las demás realidades lingöísticas con las que se confronta; examina los procesos de denominación de esa lengua como resultado de una operación de planificación lingöística que busca su aceptación general, disimulando “su base étnica”; y revisa la expansión del castellano y su imposición colonial en América. El reglamento de 1870 en el que la Real Academia Española fija su relación con las americanas correspondientes se considera un intento de mantener, en lo lingöístico, una situación colonial perdida en lo político. Para el autor, esta ideología colonialista de la RAE se sigue percibiendo en sus publicaciones -por ejemplo, en la Ortografía de la lengua española-, a pesar de su proclamado panhispanismo. Denuncia cómo el español ha acabado envuelto en una especie de megalomanía nacionalista que lleva, en ciertos casos, a jugar de forma manipuladora con las cifras de quienes lo hablan, tocado también por la ideología castellanocéntrica del Instituto Cervantes. Unas páginas intensas relacionan imperialismo capitalista e imperialismo lingöístico como responsables del creciente valor económico del español, revisitan las relaciones entre lingöística y nacionalismo lingöístico, y cierran la obra con una advertencia sobre las nuevas formas de este nacionalismo.

En el contexto cultural español este título haría pensar de entrada en un ensayo más sobre conflictos entre castellano/español y las demás lenguas españolas, pero su originalidad radica precisamente en que no es ese su objetivo, sino la demostración de que existe un nacionalismo lingöístico español retrógrado y excluyente. La estructura basada en citas da agilidad a la argumentación, pero en ocasiones las saca inevitablemente de su contexto. Dos apuntes finales: se echan de menos algunos de los textos más significativos de Lodares, y quizá hubiera sido esperanzador encontrar las declaraciones académicas, recogidas en el prólogo del Diccionario panhispánico de dudas (2005), a favor de una norma policéntrica para el español.




Imprimir Enviar a un amigo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Meneame



publicidad

Esta semana en LETRAS
Ian Morris - "Si no hay un gran cambio, nos espera una edad oscura"
Novela
El reino de los hombres sin amor - Alfredo Mateo-Sagasta
Los huérfanos - Jorge Carrión
El balcón en invierno - Luis Landero
Deseo de chocolate - Care Santos
Agnès - Catherine Pozzi
La hierba de las noches - Patrick Modiano
Poesía
El orden de las cosas - Nuno Júdice
Ensayo
Infantil y juvenil
Manual del buen paseante - Raimon Juventeny
10 plantas que cambiaron el mundo - Gillian Richardson. Ilustraciones de Kim Rosen.
De mayor quiero ser bruja - Cristina Fernández-Cubas
Rara Avis
publicidad

Distopía: Finalistas

El concurso de microrrelatos conducido
por Juan Aparicio Belmonte
y patrocinado por Ámbito Cultural

publicidad

publicidad

publicidad

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y nuestros servicios al usuario. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.