publicidad
El Cultural
Jueves, 31 de julio de 2014
El Cultural
  Búsqueda avanzada
Arte  

Laboral. Entre el arte y la industria

Abre sus puertas el Centro de Arte y Creación Industrial dirigido por Rosina Gómez-Baeza

El 30 de marzo, abre sus puertas Laboral Centro de Arte y Creación Industrial, el nuevo espacio dirigido por Rosina Gómez-Baeza en Gijón. Más de 14.000 metros cuadrados de espacio útil para exposiciones lo convierten en el más grande de España y, especializado en arte realizado con nuevas tecnologías, aspira a convertirse en referente internacional. Christiane Paul, comisaria del Whitney de Nueva York y de una de las muestras inaugurales, nos introduce en el todavía complejo mundo de los nuevos media.


PAULA ACHIAGA | 29/03/2007 |  Edición impresa


Vista exterior de Laboral Centro de Arte y Creación Industrial

A escasos kilómetros del centro de Gijón, en la carretera de Villaviciosa, se impone la torre de iglesia de la Universidad Laboral de Gijón, un edificio mastodóntico construido durante la dictadura por el arquitecto Luis Moya Blanco (que hoy da nombre a la calle) y cuyo objetivo fundacional fue el de acoger a lo niños huérfanos de padres víctimas de los accidentes de la minería. El proyecto de Moya es, todavía hoy, la obra arquitectónica más importante de Asturias. Cincuenta años después de su construcción, surge ahora el que será el núcleo de la creación contemporánea más grande del Principado y el que está llamado a convertirse en el gran punto de referencia del arte dedicado a las nuevas tecnologías, no sólo en España, con la firme intención de participar del diaógo que ya generan, desde hace años, centros de Austria, Alemania, Holanda o Estados Unidos. Bajo la dirección de la incombustible Rosina Gómez-Baeza (recién salida de la organización de la I Bienal de Canarias), Laboral Centro de Arte y Creación Industrial es un proyecto que comenzó a gestarse hace 5 años, cuando la asturiana, entonces aún directora de ARCO, propone a las autoridades locales la creación de este centro para, de algún modo, tratar de arrojar luz sobre las particularidades de la Universidad Laboral. El resultado, un espacio enorme de más de 14.000 metros cuadrados en una readaptación arquitectónica de la zona de los talleres profesionales.

Creación industrial y arte
¿Porqué dedicarlo a lo que hoy llamamos nuevos media? Rosina Gómez-Baeza estima que “durante muchos años, Asturias ha estado aislada de la escena artística, aun cuando en la zona ha habido una efervescencia cultural tremenda, no se ha seguido de cerca la contemporaneidad. Ahora hay festivales importantes y comunidades artísticas de gran interés. No queremos -dice-un centro de arte contemporáneo al uso. Quisimos levantar un centro relacionado con la creación industrial para tratar los problemas que existen en torno a nuestra identidad cultural en relación con la actualidad en el ámbito artístico”. Gómez-Baeza sabe que la relación entre el arte y la creación industrial no es nueva, que es algo que ya se da en la mayoría de los grandes centros y museos del mundo: “En el MoMA tienen su sección de diseño, de arquitectura, de cine... y el Pompidou también lleva implícita la denominación ‘centro de creación industrial’”. No en vano, la directora se ha puesto en contacto con José Luis Cienfuegos, director del Festival de Cine de Gijón, así como con el director teatral Mateo Feijoo (hasta este año responsable de Escena Contemporánea) para la programación teatral.

Entre los objetivos del centro está el abrir caminos hacia la producción, creación e investigación en torno a los más recientes conceptos y lenguajes artísticos con el fin de convertir la creatividad en un bien cultural que impulse el crecimiento científico. Es un centro que tendrá una clara vocación internacional. De hecho, se está todavía a la espera del nombramiento de un conservador jefe que podría ser extranjero, pues así lo sugieren las bases de la convocatoria del concurso.

Con un carácter netamente interdisciplinar, la actividad de Laboral se sustentará sobre cinco pilares: las exposiciones, la investigación, la formación, la producción y una programación al margen de lo puramente expositivo, como festivales (ya se ha celebrado el Lev Festival de música electrónica), intervenciones públicas y seminarios, sin olvidar un programa de concesión de becas.

Carácter interdisciplinar
En este sentido, destacan algunas de las propuestas que ofrece la nueva institución con motivo de su inauguración, como el proyecto Extensiones-Anclajes, comisariado por Francisco Crabiffosse: una iniciativa que, planteada en dos fases, está dirigida al arte público con actuaciones e intervenciones de quince artistas exclusivamente asturianos a lo largo y ancho de la geografía del Principado. Avelino Sala, Cuco Suárez, Dionisio González, Soledad Córdoba o Paco Cao son algunos de los artistas que tratarán con sus trabajos de poner en valor el patrimonio histórico y los paisajes naturales elegidos para las intervenciones.

En cuanto a la programación expositiva, se quiere montar cuatro grandes exposiciones anuales en el ámbito de las artes visuales y otras cuatro en el campo de la creación industrial. Además, habrá proyectos que se desarrollarán en las salas denominadas “plataformas” (que unen las dos salas grandes del centro) y cuyos protagonistas serán elegidos por jurados de ambos contextos. Las primeras muestras, que se inauguran mañana día 30, son Feedback, comisariada por Christian Paul y Jemima Reilly; Gameworld, de Carl Goodman y Labcyberspaces, un proyecto que nace de una convocatoria abierta internacional a la que se han presentado 133 trabajos de 26 países; se mostrarán aquí los diez seleccionados por el jurado.

No hay duda de que Feedback es una de las bazas de Laboral en su inauguración: la relación entre las nuevas creaciones artísticas vinculadas a la tecnología y herencia histórico-artística pretende dar buena cuenta de los avances en este ámbito. Entre los artistas: de Moholy-Nagy o Duchamp a Rauschenberg o Jean Tinguely; de Nam June Paik o Sol LeWitt a Cory Arcangel, Lygia Clark o Antoni Muntadas (único español). Aunque es posible que el público más joven disfrute también con Gameworld, un recorrido por la historia del videojuego. La muestra aborda el videojuego como experiencia artística y cultural y presenta una selección de juegos históricos reconocidos que reflejan la influencia de los mismos en la vida moderna.

Además, en este primer tramo de andadura, el centro ha reunido a pensadores y ensayistas para reflexionar sobre el alcance e impacto de la imagen electrónica en la sociedad actual. José Luis Brea, gran conocedor del tema y uno de los expertos en arte electrónico en nuestro país, dirige el ciclo.




Imprimir Enviar a un amigo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Meneame



publicidad

Esta semana en ARTE
Exposiciones
Concha Jerez, paisaje de la lucidez - Interferencias en los medios
El silencio a cuestas - Variaciones sobre el jardín japonés
Un McGuffin, por favor - Raúl Díaz Reyes/ Cine Bogart/ Diego Delas
Clásicos animados - Metamorfosis
Arte Internacional
publicidad

La playa

Concurso de micropoemas conducido
por Joaquín Pérez Azaústre
y patrocinado por Ámbito Cultural

publicidad

publicidad

publicidad

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y nuestros servicios al usuario. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.