publicidad
El Cultural
Jueves, 31 de julio de 2014
El Cultural
  Búsqueda avanzada
Escenarios  Última palabra

Pedro Halffter

“En mi ópera la gente podrá tocar y hasta saborear la música”

  • Canal Spotify de El Cultural: escuche la música de este artículo
  • Viene de los Juno Awards de Canadá, donde ha ganado el premio al mejor álbum de música clásica del año, pensando ya en el Cyrano de Bergerac que dirigirá en el Teatro Real con Plácido Domingo en el cartel. Además de sus compromisos en Sevilla y Gran Canaria, Pedro Halffter (Madrid, 1971) prepara un disco sobre Ginastera para Deutsche Grammophon y una “ópera de arte total” con La Fura dels Baus.


    BENJAMÍN G. ROSADO | 06/04/2012 |  Edición impresa


    Pedro Halffter, por Gusi Bejer.

    Pregunta: Acaba de llegar de los Juno Awards de Canadá. A los premios ¿mejor con el discurso preparado?
    Respuesta: Al tratarse de un motivo tan importante, como es una grabación con la gran Montreal Symphony, iba con el discurso preparado. A veces no se puede confiar demasiado en lo nervios.

    P: ¿Para qué diría que sirven los premios?
    R: Está claro que para hacer muy feliz a quien los gana.

    P: Díganos, ¿cómo ha conseguido adelgazar y ponerse en forma en tan poco tiempo?
    R: Practicar deporte todos los días, no hay otro secreto para estar en forma. Lo cierto es que me encuentro mucho mejor ahora que cuando tenía 30 años. En todos los sentidos.

    P: ¿Nada tiene que ver su delgadez con el tijeretazo al Teatro de la Maestranza?
    R: Desde 2008 hemos sufrido recortes muy duros. Aun así más de 150.000 personas han pasado por el Teatro de la Maestranza el último año, y seguimos manteniendo una ocupación cercana al 100%, igual que ocurre con la Filarmónica de Gran Canaria.

    P: ¿Cree en la crisis de los cuarenta?
    R: La única crisis que me preocupa es la económica.

    P: Ha dirigido a las grandes orquestas y en las mejores salas. ¿Le queda algo pendiente por hacer?
    R: El sueño de debutar en un teatro mítico como el Colón de Buenos Aires.

    P: ¿Es el mismo Halffter el que dirige en Sevilla que el que lo hace en Gran Canaria?
    R: Después de haber puesto en pie con ambas orquestas los auditorios de Hamburgo, Múnich, Dusseldorf, Shanghái y Pekín, entre otros, creo que el público así lo testifica.

    P: Con la mano en el corazón, ¿cuál diría que es la mejor fábrica de sonidos de España?
    R: Con la que está cayendo, sin duda la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre. ¿O se refiere usted a otra cosa?

    P: ¿Alguna vez le ha pesado el apellido?
    R: La verdad es nunca se me ha ocurrido pesarlo.

    P: Durante mucho tiempo su nombre se barajó como posible heredero de la Orquesta Nacional. ¿Le apetecería recoger ahora el testigo de Josep Pons?
    R: En estos momentos, toda mi energía está concentrada en los conciertos con mis dos orquestas y en el Cyrano de Bergerac del Teatro Real.

    P: ¿Quién manda más, Mortier o Domingo?
    R: Mortier manda en Madrid. Domingo en Washington.

    P: Algunos comparan el tándem Mortier-Marañón con el de Mou-Pérez. ¿Qué le parece a usted?
    R: Me parece que es mucho más interesante el tándem Strauss-Hofmannsthal o el Mozart-Da Ponte.

    P: ¿Se ve componiendo una ópera?
    R: Sí, me veo componiendo muchas óperas.

    P: Hace 10 años dirigió en el Real el Don Quijote de su padre. ¿Quedó contento?
    R: Mejor pregúnteselo a él.

    P: Cristóbal dice que prefiere hablar de física cuántica que de fútbol. ¿Y usted?
    R: A mí, sobre todo, me gusta hablar de música.

    P: ¿Es compatible la clásica con los placeres terrenales?
    R: Sí, hay muchos ejemplos que así lo demuestran.

    P: ¿Qué le apetece hacer cuando baja del podio?
    R: Volver a subirme...

    P: ¿Sonaría igual su música si no hubiera dirigido antes?
    R: No. En mi música recojo muchas de las experiencias que he tenido dirigiendo.

    P: Una que nunca olvidará.
    R: El concierto que le dedicamos en el Auditorio Alfredo Kraus de Gran Canaria a las víctimas del accidente de Spanair. Durante el preludio de Parsifal un rayo de sol iluminó justo mi partitura. Y al finalizar la obra, el rayo en cuestión desapareció. Fue sobrecogedor.

    P: ¿Le ha incordiado algún politono como el que hizo famoso a un abonado neoyorquino?
    R: Y a quién no. Lo misterioso del asunto es que las sinfonías de Mahler se prestan especialmente a esta fatalidad.

    P: ¿Qué se trae entre manos con La Fura dels Baus?
    R: Creo que la última frontera de arte total es el propio cuerpo humano. En mi futura ópera el público podrá tocar y hasta saborear la música.




    Imprimir Enviar a un amigo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Meneame



    publicidad

    Esta semana en ESCENARIOS
    Nave 73, clásico y experimental - Tras el éxito de su debut el Festival Clasicoff celebra sus segunda edición
    Música
    Teatro
    Otelo o la adicción shakesperiana - Eduardo Vasco ha encadenado varios montajes de Shakespeare. Tras Noche de reyes, firma una nueva versión de Otelo, que estará todo el verano en el Bellas Artes. En el punto de mira ya tiene El mercader de Venecia
    publicidad

    La playa

    Concurso de micropoemas conducido
    por Joaquín Pérez Azaústre
    y patrocinado por Ámbito Cultural

    publicidad

    publicidad

    publicidad

    Uso de cookies

    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y nuestros servicios al usuario. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.