publicidad
El Cultural
Miércoles, 23 de julio de 2014
El Cultural
  Búsqueda avanzada
Libros  

Princesas, ángeles y demonios

La papelera de Juan Palomo

Fernando León rueda su primera película sin Querejeta. ¿Qué pasa con López Cobos y Sagi, Gregorito? Los Ángeles y demonios de Dan Brown estallan en España la próxima semana. Arde París por Houellebecq y sus anticipos. Los artistas yanquis, en campaña.


JUAN PALOMO | 09/09/2004 |  Edición impresa


Inés Argöelles, Fernando León, Richard Serra y Dan Brown

[Publicado el 9 de septiembre de 2004]

Las presiones pudieron con Inés Argöelles, que anunció su dimisión como gerente del Teatro Real a la ministra Calvo un poco mejor que lo que ella hace: dejó que se enterase al mismo tiempo que la prensa. Y se fue sin cobrar indemnización alguna. Ahora falta ver qué hará Emilio Sagi. Se sabe que el Ministerio, por su cuenta y riesgo y sin contar con sus socios en el Real ni para consultarles, ha ofrecido ya el cargo de director artístico a tres personas. Una de ellas es Lissner, quien ya lo fue pero que ahora tiene Aix y el Festival de Viena y contestó aquello de “segundas partes...”. Sagi y López Cobos han de renovar de aquí a un año si desean, o pueden quedarse hasta el 2007. A ver qué opina de todo esto Gregorito.

La fiesta continúa: después de la de Vallcorba, los de Umbriel preparan tres, en Barcelona, Bilbao y Madrid, para celebrar la aparición de ángeles y demonios de Dan Brown, con un lanzamiento de 500.000 ejemplares. La novela, anterior al Código Da Vinci, comparte con ésta protagonista, trama, crímenes, sectas y misterios, es decir, los mismos ingredientes con los que se cocinó el éxito editorial de 2004. Y las perspectivas de ventas son similares, dado que ángeles y demonios obtuvo en su momento el beneplácito del “New York Times”.

Todos los cineastas con éxito acaban saliendo del cascarón (y algunos del armario). Dejan de necesitar el amparo de una productora que se ha enriquecido más que ellos a costa de sus películas. Amenábar abandona a Cuerda y crea Himenóptero, De la Iglesia chocó con Vicente Gómez y creó Pánico Films, y ahora Fernando León rueda su primera película sin Elías Querejeta. Me dicen que con el guión de Princesas, el autor de Los lunes al sol ha vuelto a firmar una historia de sueños imposibles y perdedores marginados, esta vez en el mundo de la prostitución.

El próximo jueves se inaugura en Ginebra, organizada por el Cercle des amis d’Editart con los auspicios del Estado español, la exposición “En torno a María Zambrano”, que celebra su centenario (lejos han ido a celebrarlo, un símbolo más de lo ajena que sigue siendo para la sociedad española su más importante pensadora) reuniendo manuscritos, cartas, fotografías y ediciones diversas de la filósofa, así como pinturas, grabados y esculturas de autores como Canogar, Chillida, Miró, Tàpies... Podrá verse hasta el 3 de octubre en el espacio Nouveau Vallon, y asistirán al bautizo la ministra Calvo y el director general del libro y bibliotecas Rogelio Blanco Martínez. El centenario de Zambrano en España pasó sin ser notado. ¿Con esa misma discreción le aguarda la eternidad? No es lo que merece...

Los artistas yanquis también están en campaña contra Bush. El fervor político que envolvió Nueva York durante la convención republicana se ha traducido en todo tipo de manifestaciones artísticas más o menos espontáneas. Pero no todo es improvisación. El Whitney Museum, por ejemplo, lleva meses preparando una exposición sobre la conexión entre el Iraq de hoy y el Vietnam de ayer. Al tiempo, el número de septiembre de Artforun reivindica el llamado arte político y publica un portfolio de obras relacionadas con la política comisionadas por 14 artistas, entre ellos Richard Serra, Barbara Kruger y Jonathan Horowitz.

Tras la reunión de julio, parece que lo del Archivo de Salamanca va para largo y que los millones de documentos de la guerra civil custodiados allí no van a abandonar de momento la ciudad castellana. No es para menos: en apenas tres meses los responsables de la cosa salmantina han duplicado las firmas para que los fondos no se muevan, y las 29.000 de julio se han multiplicado hasta las 70.439 de septiembre.

Houellebecq el maldito lo ha conseguido. No sólo editores y agentes andan a la greña por su culpa, sino que ha conseguido el contrato de su vida, es decir, el mayor anticipo pagado jamás en Francia, unos 200 millones de las antiguas pesetas por sus próximos cuatro libros. Arde París, pero porque no conocen cómo se las gasta en España la gran Ballcells con los García Márquez, Vargas Llosa y demás: esos 200 kilitos los factura ella con una sola novela de éstos y sin despeinarse.




Imprimir Enviar a un amigo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Meneame



publicidad

Esta semana en LETRAS
¿Qué hay detrás de la nueva política? - Ideas y referentes intelectuales en los nuevos movimientos europeos
Libro de la semana
Novela
Isla Nada - Víctor Álamo de la Rosa
Relatos
La niña gorda - Mercedes Abad
Poesía
Ceremonia animal - Rocío Álvarez Albizuri
La víspera - Rodrigo Olay
Ensayo
Al otro lado del muro. La RDA en sus escritores - VV.AA. Edición y traducción de Ibon Zubiaur
Ciudades de cine - Francisco García Gómez, Gonzalo M. Pavés (cords)
Biografía
publicidad

Familia

Concurso de micropoemas conducido
por Joaquín Pérez Azaústre
y patrocinado por Ámbito Cultural

publicidad

publicidad

publicidad

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y nuestros servicios al usuario. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.