publicidad
El Cultural
Jueves, 31 de julio de 2014
El Cultural
  Búsqueda avanzada
Libros  Ensayo

Camboya. El legado de los jemeres rojos

Mark Aguirre

El Viejo Topo, 2009. 224 pp, 19 euros.

FELIPE SAHAGÚN | 09/10/2009 |  Edición impresa


Víctimas de los jemeres en el museo en su memoria. Foto: Philippe López

¿Cómo fue posible el genocidio camboyano? ¿Cómo llegaron los Jemeres Rojos al poder, en 1975, y por qué liquidaron a más de millón y medio de compatriotas, un tercio de la población, en menos de cuatro años? ¿Quiénes cometieron tantos y tan horrendos crímenes? ¿Por qué muchos camboyanos han preferido olvidar? ¿Qué ha sido de los criminales y qué huella han dejado en los supervivientes y en sus hijos? ¿De dónde brota el orgullo nacionalista que todo visitante u observador encuentra en los camboyanos, sobre todo cuando se habla de la Kampuchea Democrática (1975-1978)? ¿Cómo una población tan reducida (hoy 14 millones) y pobre (menos de 600 dólares de renta por habitante), sin recursos naturales estratégicos, pudo tener en jaque a la política mundial durante buena parte de la guerra fría y condicionar la política exterior de China, Rusia y EE.UU.?

Son preguntas inevitables de todo el que, por vocación o por trabajo, entra en contacto con Phnom Penh, pero muy pocos han buceado en las confesiones archivadas en el Centro de Documentación de Camboya, se han empapado los 20 ó 30 libros esenciales sobre el país y, sobre todo, han dedicado meses y años de su vida a recorrer los restos de la tragedia y a entrevistar a sus verdugos y víctimas para encontrar las respuestas. Eso es lo que ha hecho Mark Aguirre, pseudónimo de Félix Lasheras, zaragozano que ha conocido los principales conflictos asiáticos del último cuarto de siglo, aprovechando su presencia en la capital camboyana en 2006, cuando, tras diez años de negociaciones, se estableció, por presiones de la Administración Clinton, un tribunal híbrido para juzgar a responsables del genocidio.

En la primera parte (64 páginas) del libro se analiza el legado del genocidio: un país destrozado donde todo está en venta, el miedo a denunciar, la confusión de responsabilidades, la integración de las matanzas jemeres en la mitología budista… Ni en las purgas de Stalin, ni en el Gran Salto Adelante o en la Revolución Cultural de Mao se destruyeron de forma tan brutal las raíces de un país. Con muchos de los antiguos jefes jemeres ocupando todavía hoy puestos de máxima responsabilidad, es comprensible la resistencia a recordar en voz alta.

En la segunda parte, “acabé escribiendo una breve historia de los jemeres rojos que sobrepasa los años de Kampuchea Democrática (1975-1978) hacia atrás -explorando cómo un minúsculo grupo de comunistas educados en París logra convencer a los campesinos para tomar el poder- y hacia delante: hasta la muerte de Pol Pot en 1998”. La independencia camboyana de Francia, en 1953, tuvo lugar pocos meses antes del descalabro francés en Vietnam y de su sustitución por los EE.UU. como guardián de Occidente en la región. Obsesionado por la neutralidad, el rey Sihanuk se aleja de los EE.UU., se echa en brazos de China y, aunque parezca contradictorio, lanza una campaña sin cuartel contra la oposición comunista. China se lo agradeció apoyándole desde entonces, pero los EE.UU. respondieron con los bombardeos más destructivos desde la II Guerra Mundial y un golpe de estado que acabó con la monarquía en marzo de 1970.

“Cálculos optimistas ponen el número de desplazados a causa de los bombardeos en dos millones de personas de los siete que era la población rural”, escribe Aguirre. “Se calcula que el 20% de la propiedad fue destrozada” La Camboya rural se radicalizó y en 1973 los jemeres, que a finales de los 60 eran cuatro gatos, contaban ya con 50.000 voluntarios. Sin pretenderlo, Washington había creado las condiciones del triunfo jemer.

En la última parte, el autor viaja a la frontera con Tailandia, bastión de la bestia hasta el final de Pol Pot, en 1998, y deja que un puñado de supervivientes reconstruyan los últimos años del infierno polpotiano.





Imprimir Enviar a un amigo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Meneame



publicidad

Esta semana en LETRAS
Libro de la semana
La Real Academia Española. Vida e historia - Víctor García de la Concha
Novela
Anatomía de la memoria - Eduardo Ruiz Sosa
El genuino sabor - Mercedes Cebrián
Tú me acostumbraste - Silvia Grijalba
Los soles de Amalfi - Dasso Saldívar
Prosas
Charlas de nunca - José Luis Alvite
Poesía
José García Nieto. Poesía - José García Nieto.
Ensayo
La intocable - Eduardo Inda / Esteban Urreiztieta
Nobles y rebeldes - Jessica Mitford
publicidad

La playa

Concurso de micropoemas conducido
por Joaquín Pérez Azaústre
y patrocinado por Ámbito Cultural

publicidad

publicidad

publicidad

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y nuestros servicios al usuario. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.